martes, enero 29

No finjo estar bien, solo finjo que no me importa

Yo nunca finjo estar bien, nunca me van a ver con una sonrisa mientras estoy destruida por dentro, eso es para falsos, para gente a la que le gusta usar caretas, a mí no, reitero: yo no finjo estar bien, solo finjo que no me importa. Cientas, miles y millones de veces demostré hasta los más pequeños enojos ante esas situaciones que quizá ni lo merecían, hoy abro los ojos mirándome desde afuera y me doy cuenta de que estoy dejando pasar cosas realmente importantes por el simple hecho de que no quiero seguir quedando como una histérica, porque... no lo soy, solo le doy mucha importancia a todo, soy muy sensible aunque nadie lo crea, pero no con todos, solo con él... bueno, con dos personas, y sinceramente todo lo que hagan me afecta el triple, más que a cualquiera, me cansé de fingir que no me importa. Ahora sí, me harté de pretender que está todo bien, que no me interesa, que yo estoy bien y que no pasó nada, mientras me duele, no estoy siendo yo misma y solo pido una cosa: déjenme ser.
Y a veces pienso... si me mato o me muero accidentalmente... ¿le importará a alguien? ¿alguien sufrirá mi ausencia además de mi familia?

"Y espero no suicidarme en la ducha, fin."

Y te digo algo peor? ya no le encuentro sentido a mi existencia.
Extraño las épocas en las que era la chica invisible a la que todos ignoraban y cuyos amigos eran reales, ahora estoy rodeada de hipócritas y unos cuantos interesados, me resigné a alejarme de la gente nueva y conservar a los amigos que estuvieron conmigo en mis peores decadencias, o, si realmente quiero entablar amistad con alguien nuevo, que no sea alguien que me hable elogiandome porque le gusta como soy y desearía ser igual, vamos, no busco eso, no busco a alguien que me quiera por como me visto, por las fotos que saco, por como escribo o por como hablo, busco a alguien que me quiera como soy, que esté ahí para mí cuando nadie más quiera estarlo. Estoy sola, amo estar sola, odio sentirme sola, ¿y saben qué es lo peor? que estoy sola y rodeada de gente a la vez. Conseguir amigos de verdad es muy difícil, pero tampoco me quita el sueño, y hablando de dormir... ya ni duermo, o duermo poco, no sueño y si sueño son pesadillasya no soy feliz ni cuando duermo, a veces siento que deben creer que soy una dramática, pero es que no entienden lo feo que es vivir así, solo le doy gracias a los amigos de fierro que siempre están, todavía no pierdo la fe en las personas, sigo amando, sintiendo, riendo, viviendo, intentando, no me rindo, y espero no suicidarme en la ducha, fin.

Es tu decisión

Si algo aprendí en lo que llevo de vida es que no hay nada más problemático que insistirle en quedarse a alguien que se quiere ir, quizá esa persona busque que le rueguen y por eso adquiere la actitud que adquiere y perdón, pero yo no voy a rogarte. Llamalo "orgullo" si eso te consuela, yo lo voy a llamar "amor por mí misma" si, yo me odio, así que esto es algo irónico, pero por mucho odio que me tenga JAMÁS voy a rebajarme, nadie merece la degradación del ser amado, y menos vos, y menos yo. Te abro las puertas si querés irte, pero las cierro si querés volver, no me gusta acostumbrarme y desacostumbrarme y si me tengo que adaptar a perderte, jamás podría adaptarme a recuperarte otra vez. Sólo tenés una oportunidad, una decisión para hacer que las cosas cambien o se arruinen por completo, no hay dos chances, no hay arrepentimientos, no hay remordimientos, no hay segundas oportunidades, es ahora o nunca. 

lunes, enero 28

Mi límite.

Todos los pasos que doy por tratar de estar mejor no hacen más que empeorar las cosas. Tan solo busco ser feliz ¿vas a odiarme por eso? necesito comprensión, ¿qué recibo? insultos. No me gustaste por eso, empecé a salir con vos porque sentí que eras la única persona incapaz de lastimarme, y hoy ante uno de tus enojos solo... solo me destruiste, no con palabras que salieron sin querer durante tu ataque de ira, no, fueron palabras premeditadas, formadas con un solo objetivo: lastimarme, como yo lo hice con vos, ¿cómo se llama eso? venganza. Me merezco todo esto, ya lo se, pero sinceramente creí que tu amor iba más allá de un enojo, estúpidamente pensé que solo querías verme bien, no te digo que me trates como a una princesa cuando me equivoco, solo... no me maltrates, ¿pido mucho? No sé con quien estoy, no sos la persona que conocí, no hoy, no esta noche, ni la anterior, ni la anterior a la anterior, nos estamos desmoronando de a poco y no hay nada que podamos hacer para cambiarlo, vos y tu mente cerrada no aportan, yo destruida y con orgullo tampoco. Simplemente no quiero que me lastimen más, nadie, por favor, no soporto más todo esto. Siempre me preocupé más por la otra persona que por mí, pero hace tiempo me cansé de que me pasen por encima, no lo permito, eso no me hace feliz, pero si fuerte, y hoy es el último día en el que le doy el lujo de lastimarme a alguien. Los límites duelen, los puntos finales también, pero este es el mío, este es mi tope, la gota que rebalsó el vaso, hoy, sinceramente puedo jurar que a mis cortos 16 años, sufrí demasiado. Demasiado dolor para alguien tan joven.

                                         ¿∞? no lo creo...


sábado, enero 26

Pero te extraño

Te tengo pero te extraño, probablemente sea el hecho de que no te tengo como desearía tenerte, sumado a la horrible melancolía que trae no poder hacer nada al respecto. Te tengo, pero te extraño.

No cambiaría nada

¿Cómo termina lo que nunca empieza? ¿cómo dejo de esperarte si nunca llegás? ¿cómo te olvido? decime cómo lograste hacerlo, ¡¿cómo?!

 Estoy esperando por algo que soy consciente de que nunca va a llegar a mí, si las cosas no se dieron en años, años de idas y vueltas, años de "te amo" y a los días "te odio", años de vivir confesándonos cosas... en vano, nunca llegamos a ningún lado ¿por qué habríamos de lograr algo ahora? Hoy en día lo que sentimos es más fuerte que nunca ¿cómo superamos eso? Creo que lo que mantiene firme a nuestro amor es que... es imposible, clandestino, prohibido, no llega a concretarse, es incondicionalmente nada. Va a llegar alguien mejor, o alguien más fácil y me vas a dejar sola, duele pero es la verdad. No quiero obligarte a que me ames sólo porque yo te amo, pero en estos momentos... sé que me amás, pequeños detalles lo demuestran y grandes cosas tiran todo para atrás. Habíamos prometidos nunca dejarnos solos, nunca lo hicimos; creímos que alejarnos iba a ser lo mejor para los dos, nunca lo fue. Pase lo que pase nunca terminamos de alejarnos, estamos en medio de un resorte emocional que... bueno, por mucho que nos abramos, que nos distanciemos, siempre pero siempre regresamos al mismo lugar, nos une algo, algo que todavía no termino de definir, una incondicionalidad que hace que estemos con quien estemos, estemos donde estemos, estemos haciendo lo que sea que estemos haciendo, nosotros siempre nos pensamos. "Nunca fuimos nada, pero siempre hubo algo" esa es la frase que siempre me hizo acordar a nosotros, si es que existe un "nosotros". No quiero atarte, juro que no quiero atarte a nada, simplemente te quiero... un poco más cerca. Nunca fuimos perfectos, de hecho siempre fuimos un desastre, pero siempre juntos, nunca quise cambiar nada, sí mejorar algunas cosas que me dolían, como el hecho de que seas tan inestable, y un día digas SI y al otro NO, pero creo que eso fue lo que hizo que me des vuelta la cabeza. Te pienso, te escribo, te anhelo, te protejo, te extraño, te soporto, te ayudo, te miro, te deseo, te quiero, te recuerdo, te observo, te leo, te escucho, te espero, te celo, te cuido te entiendo, te lloro. Te amo.

viernes, enero 25

Algo nuevo.

Voy a buscar algo nuevo para mí, un nuevo dolor para mi sentir, un nuevo amor. Voy a salir a buscar el medicamento correcto para hacer que se me olvide.
Estamos a  nada  de serlo todo.
Pero estamos cerca de estar muy lejos.

En este momento juro que somos infinitos.

Tus palabras sirvieron para salvarme. 
Me hacés tan feliz que me hacés mal, más bien... me vas a hacer mal. Me tenés tan alto que temo enormemente que me tires, que me dejes caer. Por eso había jurado no volver a enamorarme, una vez toqué fondo, me lastimaron tanto que me enfermé, físicamente, si un hombre te hace tener una hemorragia interna y te das cuenta de eso porque escupís sangre ¿seguirías amándolo? ¿extrañándolo? Yo sí. Cuando me di cuenta de que había perdido toda mi esencia, de que me estaba volviendo loca, de que me perdí a mi misma, a lo que yo solía ser, decidí parar, tomé el camino difícil de superar y seguir por mi cuenta, sin psicólogos, psiquiatras, ni pastillas, no podía permitir que un hijo de puta me destruya así, ¿verdad? Dejé todo, todo lo que me lastimó de él, todo lo que me enfermaba, todo lo que me había convertido en una demente, capté todas las amenazas que insistían en internarme, y me rehusé, sí, me volví loca, destruí todo lo material que tenía a mi alcance, llegué a golpear a mi mamá, llegué a intentar estar muerta, pasé mis límites. Me juré volver a ser la mina independiente que no necesitaba a alguien para sentirse completa y ahí, justo ahí cuando ya lo había logrado llegaste vos, me arreglaste incluso desconociendo todo lo que yo había vivido, me amaste, me cuidaste, me hiciste vivir, me diste todo lo que nunca nadie me había dado a cambio de una sola cosa: mi bienestar. No sé lo que nos deparará la vida, porque el destino es muy hijo de puta y nos va a poner mil piedras en el camino que nos confundan y nos hagan pensar "tal vez no estamos destinados a estar juntos" y tal vez no lo estemos, pero si nos encontramos y elegimos entre tanta gente nada malo podría salir de todo esto, estoy eternamente enamorada, de vos y de lo que me hacés sentir cuando estamos juntos, me siento hermosa, plena y realizada, se puede caer todo mi mundo abajo, pero si abro los ojos y te veo a vos, se que las cosas no son tan malas, se que todo va a estar bien. Desearía que todas las mujeres encuentren a alguien así cómo vos, por dos motivos: 1) para que no intenten quedarse con vos porque sos mío y las mataría. 2) para que todas sepan que pase lo que pase, atraviesen lo que atraviesen siempre va a haber alguien dispuesto a amarlas, cómo dije: a mi me quebraron, me destruyeron una vez, pero ahora encontré a alguien que está juntando los pedazos. De eso se trata el amor.

                                       

jueves, enero 24

always?


Esperar... de eso se trataba, las cosas buenas llegan solas y si las buscás o las forzás simplemente se van por donde vinieron. Yo no te busqué y sin embargo estás acá ¿cómo llegamos a esto? aunque en mis caprichos con lágrimas te haya dicho reiteradas veces "no estoy enamorada/no sé lo que se siente estar enamorada todavía" y cosas por el estilo, supongo que fue... ver demasiadas películas, el amor no es como se ve ahí, nos atrofiaron la mente a todos inculcándonos un cuento de hadas con aventuras exóticas que simplemente no pasan en nuestra cotidianeidad, y eso no me gusta, no quiero que se nos haga rutinario, por eso siempre intento y busco hacer cosas nuevas, aunque sean detalles, por más que ame el cine, me apasione el cine, no podemos estar en una sala los 7 días de la semana, lo sé, tampoco lo necesito porque mientras esté con vos no necesito nada, el resto es un bonus. Tengo la cabeza en 100 cosas y me cuesta escribir, nunca te escribí a vos, ¿sabés por qué? porque no tenés nada de nostálgico, la nostalgia es mi inspiración, no escribo sobre conejitos esponjosos, corazones y fuentes de alegría, escribo sobre cosas tristes, sobre recuerdos, sobre personas que se fueron, sobre desencuentros, incomprensiones, de a poco me empiezo a acostumbrar a esto del amor, a volver a casa y saber que alguien está pensando en mí, de a poco, de a poco voy a empezar a escribirte más, a convertirte en palabras. Odio que esté todo tan trillado, un "te amo" no vale nada hoy en día, pero vos ya lo sabés todo Panda, te amo y te siento, siempre.
                                                                           

Acción, reacción.

A veces me dan ganas de hacerte lo mismo que vos me hiciste a mí para que sepas lo que se siente, después reacciono, abro los ojos y me doy cuenta de que no me hiciste nada realmente, fue mi culpa, yo fui la de las falsas expectativas, la de las ilusiones rotas, fui yo la que maximizó cada una de las palabras que dijiste.
Sé que oprimir mis sentimientos no me va a servir de nada, pero en momentos así... ¿qué puedo hacer? correría a buscarte y nos iríamos lejos... pero sé que después de eso, cuando ya te tenga, me voy a escapar. Me escaparía porque me da miedo ser feliz, ¿por qué? porque cuando mejor estuve fue cuando peor caí, y yo no me quiero caer de nuevo, pero eso sí: estoy cayendo en tus brazos así que por favor... dejame caer, por esta vez, te quiero conmigo.

Nos amamos a destiempo.

No entiendo el motivo por el cual nuestros sentimientos son tan independientes a nosotros mismos, ¿por qué no puedo decidir qué sentir? ¿por qué no puedo elegir a quién amar? deberían ser decisiones mías, valores que yo misma le inculco a las personas, a los momentos, ¿por qué extrañar a alguien que no lo merece? ¿por qué amar a la persona incorrecta? quizá... no sea la persona incorrecta, sino el momento incorrecto, nuestro amor fue un constante desencuentro desde el comienzo, nos amamos a destiempo, eso pasó. Nos comprendíamos emocionalmente, sabíamos cuando estábamos felices, cuando llorábamos, aunque no nos veamos siempre hubo un tipo de conexión, pero en cuanto a los sentimientos... bueno, siempre nos ahogamos en una incomprensión sentimental, yo te amaba, vos no, vos me amás... yo también, convengamos que nunca dejé de hacerlo, ¿por qué fingir? te amo, y como te amo te espero, te leo, te escribo, te transformo en literatura y te dedico todas y cada una de mis letras. Hoy, mañana, y ayer.

miércoles, enero 23

¿?

Nunca me sentí así, de verdad, podría jurarlo. Nunca me sentí tan odiada por alguien a quien amé y cuidé tanto, sin motivos, sin esperar nada a cambio, con la vaga ilusión de "va a valer la pena" ¿VALER LA PENA? frase idiota. Ahora estoy confundida y la cabeza la tengo dada vuelta y con una destrucción del 90%, pero no me destruye tanto el hecho de que te fueras después de tanto tiempo y sin motivo aparente, sino mi reconocido y famoso odio hacia la intriga, la curiosidad y la incertidumbre, ya me cansé de replantearme noche tras noche como un vinilo rayado "¿qué hice mal?" mis actitudes empeoraron todo, me conformo con pensar eso y declararme como la culpable, me hiciste tan feliz, me cuidaste tanto como amigo, como lo que sea, porque al final yo quería lo mejor para vos, y creo que vos también para mí, supongo que ningún tipo de malestar fue intencional; me hiciste sentir tan protegida que no quiero guardarte ningún tipo de rencor, tampoco quise dejar palabras sin decir, pero lo preferiste así. Mi promesa de estar siempre con vos sigue de pie, más firme que nunca, eso también me enoja, saber que sabés que si algún día volvés y me decís "te necesito" voy a estar al lado tuyo incondicionalmente, porque yo siempre cuido lo que amo, siempre estoy pendiente de lo que se lo merece, y a pesar de que estés más loco que yo, y seas incluso más inestable, podés caerte las veces que quieras, borrarme de tu vida, odiarme, insultarme, difamarme, lo que quieras, pero yo siempre voy a estar.
No sé el por qué de esto, quería decirlo, a mí si me afectan este tipo de cosas, lo que es "nada" para otras personas, a mí me genera un vacío enorme.

Hay que comersela doblada y subtitulada al español

Yo creo firmemente en las primeras impresiones, y eso lastima. Personalmente me resulta imposible que alguien que me cayó mal desde un principio pueda convertirse en mi amigo algún día, pero me pasó, varias veces. El amor... no es solo estética, pero si alguien te parece feo desde un principio, te va a parecer feo toda tu vida, y si no hay atracción física... llega alguien más lindo, que también tiene una buena personalidad y al anterior lo volaste, lo físico no lo es todo pero ayuda, es un complemento, no me digas "cuando te conocí me empezaste a gustar" porque sabemos perfectamente que mi carácter podrido no te da ganas de garcharme. Sí, ya sé, esto no es algo que yo usualmente escribiría por acá, esto es muy... bruto, muy malhablado, apenas está bien redactado, se aleja de todo tipo de estructura y no busca el apoyo de nadie, pero de alguna forma me tenía que descargar, así que te voy a pedir algo: no me rompas las pelotas. Hoy, esta noche, en este preciso momento de una madrugada de mierda estoy esperando que las cosas cambien, ¿y sabés qué es lo más pelotudo? que no estoy moviendo ni un puto dedo para que lo hagan, ¿pero sabés por qué? porque no puedo hacer nada, no puedo matarme y volver a nacer en el cuerpo de megan fox, no se puede, ¿no? ojalá, de última me mato y probamos ¿qué te parece? "Es cuestión de actitud" estúpida y verídica frase, esto es una cuestión de autoestima pero esa palabra en mi vida no existe, bajoestima me viene mejor, no hay nada, pero nada que me la suba y cuando la tengo arriba, un poquito, se cae, me la pisan, me la escupen, le pasa un camión con acoplado por arriba y a nadie le importa, ¿pero sabés qué? yo se la trato de subir a todos porque yo la tengo 3 metros bajo tierra y no me quejo (me quejo siempre pero no les rompo las pelotas a ustedes) es lo que hay loco, ¿qué se le va a hacer? hay que bancarsela, a ver por cuanto tiempo me la aguanto... o por cuanto tiempo me aguantan ustedes, un par ya se borraron del mapa.

Nada.

Y en estos momentos soy la nada misma, no tengo nada que sentir, no tengo nada que decir, soy nada. Mis ganas de salir de este desierto son menos que mi cantidad de autoestima, soy nada. Mis sentimientos hacia los demás, mis ganas de ver a mis amigos, mi curiosidad por conocer el mundo exterior, mis emociones hacia las situaciones del día a día: son nada, soy nada. Mi apetito y mis ansias por comer se fueron junto al poco bienestar que venía llevando, "demasiado bueno para ser verdad" triste, pero real, y lo real siempre es lo más fuerte, esta tristeza lleva tanta fortaleza encima que si alguno de ustedes pudiera ver más allá de mis ojos... rompería a llorar, "romper a llorar" amo esa expresión, uno no rompe a reír, o a gritar, rompe a llorar, comprime y derrite toda su melancolía en lágrimas y así se descarga. Hoy no tengo ánimos para romper a llorar, ni para reír, hoy no tengo ganas de ser feliz, soy nada.

viernes, enero 11

Miss Understood.

¿Para qué escribir si no es para sanar mis heridas? ¿para qué escribir si no es para juntar mis pedazos?
 De no estar acá probablemente estaría buscando alguien en quién confiar, alguien con quién poder desahogarme, pero ¿qué mejor compañía que la propia? ¿acaso alguien me entendería mejor que yo misma? Prefiero hacer borradores en papel, romperlos la cantidad de veces necesarias hasta por fin obtener el resultado que quiero para expresarme mejor, leerlo y sentirme comprendida conmigo misma, convertir mis nostalgias en literatura, hacer que mi tristeza sirva de algo, de ayuda para alguien más quizá, ¿quién sabe? que mediante lo que escribo se sientan identificados, que vean que no están solos, que alguien más sufre o arde como ustedes... Lo único que deseo profundamente es que al leerme entiendan mi dolor, mi alegría, mis vivencias, quiero reflejar mi esencia, quiero mostrar transparencia en mis palabras, no ponerlas porque suenan bien, riman, o quedan lindas, quiero escribir y compenetrarme en cuerpo y alma. Quiero que comprendan de una vez por todas los pensamientos de esta incomprendida.

miércoles, enero 9

Infiernos compartidos.

Todos estamos en el mismo juego; solamente que jugamos en niveles diferentes. 
Todos vivimos en el mismo infierno; solamente que lidiamos con demonios diferentes.

martes, enero 8

Ella

Golpeala con un "te amo", callala con un beso, enamorala con tus locuras, escribí cosas para ella, sacale mil sonrisas, hacele regalos que salgan de tu corazón, no de tu billetera, mirala a los ojos y confesale todos tus sentimientos, cuidala, abrazala, demostrá interés pero no la ahogues. Y si no la tenés con vos: sufrí, extrañala, deseala, llorala, convertila en literatura, pero respetala y amala. Siempre.

Armar momentos, picar recuerdos.


¿Arriesgarías todo por un trago más?
¿Venderías tu alma al diablo por armar un poco más?
Fue solo una dosis pero aun estás rehabilitandote, 
y yo hoy lucho con recuerdos ebrios, problemas sobrios, y una memoria un poco delincuente.

Así estoy, arrancando cada domingo de mi almanaque,
juzgando cada noche libre de alcohol,
subastando en plena calle cada beso, cada abrazo,
todo eso y mucho más para conseguir superarte, superarnos.

Porque el olvido es una utopía,
el secreto está en recordar sin llorar,
picar tristeza, aspirar alegría,
armar furia y fumar armonía.

Era hora de hacer algo bien enfermo,
vender cada momento, rifar cada encuentro,
borrar cada recuerdo y apagar nuestro infierno,
porque así estás mejor, aunque no quieras verlo.

Me hallo perdiendo el norte,
desconozco por donde se pone y donde sale el sol,
simplemente encuentro niebla, oscuridad, desilusión,
amargura, viento y un proyecto de corazón.

Juego con fuego y sin embargo no me quemo,
ardo lento, suspiro en el infierno.
Quizá si persevero podré triunfar,
pero yendo al caso, diviendo no lograrás reinar.

Y aquí estamos, rindiendonos como idiotas,
fingiendo que todo lo dicho no eran sentimientos, sino palabras huecas,
aunque juntas y en un orden correcto
pueden apaciguar las cosas o arruinar el momento.

¿Que la falsedad abunda en nuestros alrededores? sí,
pero no todo orgasmo es fingido, no toda sonrisa es forzada
así que no te confundas,
que lo único que juega en nuestra contra, somos nosotros mismos.

Quisiera...


Quisiera desaparecer, dejar de tener una reacción ajena por cada acción propia, no encontrarme en medio de lo que soy y lo que quiero/debería ser. O tan solo me gustaría poder ser libre, pero la clase de libertad de ser una anónima, poder vagar por calles donde no haya saludos, no haya críticas, no haya rumores, tan solo yo y mi verdadera esencia. Luego caigo a la realidad y me doy cuenta
de que vaya donde vaya siempre va a haber alguien, alguien que diga o piense: "¿y ésta a qué viene?", por eso no me voy, por eso me quedo. Así pienso que nunca podré ser una desconocida, y me acoplo a las voces ajenas, que no dicen lo que pienso pero te exilian si no crees en lo mismo. A través de los años crecí, formé mis propias ideologías, confié en mis propias creencias, tengo mis ideales y no me va mal, pero aún quisiera ser una exiliada, ser yo misma sin tener que luchar por ello, discutir por ello, pasar desapercibida, eso deseo, vivir en un lugar donde todos te ven pero nadie te conoce. Porque en la realidad en la que vivo ya olvidé cómo fingir que estoy bien, me concentré en alegrías ajenas, y me olvidé de mi misma, no estoy viviendo, solo no estoy muerta.
A veces quisiera ser feliz, pero cada alegría, cada amor, cada felicidad, siempre termina en soledad, ¿y saben qué? la soledad nunca traiciona, soy víctima de mi propio conformismo.
 Quisiera tenerte, quisiera volver el tiempo atrás, quisiera nunca haberte perdido, quisiera libertad, quiero tantas cosas, y solo tengo...
solo tengo... Quisiera tener algo por qué luchar.

Ya va a pasar...

      Me volví adicta a la antigua vida problemática que solía llevar, no puedo estar sin complicaciones, no puedo aislarme de los problemas, a tal punto de que los busco, o los ocasiono. No puedo estar bien en una relación porque lloré promesas incumplidas en la anterior, no puedo volver a confiar, no me acostumbro a que me quieran, a que me cuiden, no sé lo que se siente amarme de verdad, nunca voy a saberlo, no puedo entregarme por completo a la vaga idea de un "juntos para siempre" porque sé que las posibilidades son una en un millón, y yo nunca voy a ser ese uno. Todo esto se debe simplemente a un corazón roto.
Siempre fui una chica muy fatalista, hasta el día de hoy eso me caracteriza, nunca me dejé llevar por frases que giren en torno al positivismo, como por ejemplo "no hay mal que por bien no venga" o la estúpida fantasía de "detrás de las nubes el cielo es siempre azul", "todo pasa por algo" entre otras, eso no existe para mí, yo vomito sobre su optimismo, mis palabras alentadoras siempre fueron "ya va a pasar" no es algo muy armado, ni tampoco con un gran contenido poético pero te ayudan en cada situación de tu vida, ante dolores físicos sabés que ya va a pasar, no te vas a sentir mal por el resto de tu vida, va a terminar en algún momento, sos consciente de eso, pero en cuanto a dolores emocionales... bueno, esos parecen nunca acabar, de todas formas lo hacen, creeme, tarde o temprano no te duele de la misma manera, algún día comienza a ocupar otro lugar en tu memoria, porque donde estaba antes te dolía, no va a ser así siempre, aunque en ese momento estés cegado, e incluso quieras morirte, lo único que te puede levantar es autoconvencerte de que "ya va a pasar", no es conformismo, es alentarte un poco para no quedarte estancado en un agujero negro que parece infinito. Y cuando creas que ya pasaste el borde del abismo y estás en lo más profundo de él, simplemente recordá estas palabras "ya va a pasar", tarde o temprano vas a salir a flote.

lunes, enero 7

¿Qué hubiera pasado si...

Te entiendo, yo tampoco me hubiera elegido. Si tengo dos opciones y una es fácil y la otra difícil, por lógica me voy a tirar para el lado de la fácil. Después de todo... vos no estás atado a nada y yo solo buscaba a alguien en quién creer. Hagamos de cuenta que no pasó nada, no hablo de ignorar la última pelea, hablo de ignorar las tardes lindas que nos tocó vivir, de todos modos ya está ¿o no? recordar solo trae más problemas, más nostalgia. Ya arruiné las cosas del todo, así es como tiene que ser, por eso me destaco.
Sabía que me ibas a lastimar, lo supe desde el primer momento, pero quise aniquilar mi intriga, ya no tengo dudas de nada, ya no me quedo con el "¿qué hubiera pasado si...."

Esta vez sí fue un error.

¿Sabés cual fue mi mayor equivocación? creer en todas las cosas que me dijiste, solo porque siempre quise que me las digas, y sobre todo valorarlas siendo consciente de que no eran verdad. Mi felicidad estaba en juego, ¿acaso era tan malo? en el peor de los casos me enteraría de que todo había sido una mentira. Y lo fue. Me destruyó del todo, un todo que ahora es nada.

Emociones unánimes

Quiero sentir algo, no hablo de amor, de amistad, esas son cosas que se viven de a dos, o más. Yo me refiero a los sentimientos personales, los que no se comparten con alguien más, los nuestros, nuestra esencia. Sinceramente olvidé cuando fue la última vez que estuve feliz, no feliz de sonreír o pasar un lindo momento, feliz de sentirme plena, realizada, satisfecha conmigo misma y con los logros que obtuve, no lo recuerdo, como tampoco recuerdo la última vez que estuve triste, hablo de... esa tristeza que parece insuperable, esa tristeza que te nubla la vista y ni siquiera te permite sonreír mientras leés un libro, mientras ves tu película favorita o mientras estás con la persona que más amás, esa tristeza que te ciega y te hace creer que es eterna, infinita, seguiría describiéndola con nostalgia pero ya la olvidé. Reitero: quiero sentir algo, si me toca entristecerme: estoy dispuesta a hacerlo, si tengo que ser la persona más feliz y plena del mundo: no tengo problema, pero... ¿vivir así? vivir sin emociones es literalmente no sentir una mierda, y la verdad... prefiero sentirme una mierda yo, antes que sentirme como la nada misma.
Insisto en que todos nosotros, al menos una vez a lo largo de nuestras vidas, sufrimos tanto pero tanto que llega el día en el que nuestras emociones simplemente se cansan y se van, quedamos vacíos,  indiferentes, tristes pero a la vez neutros, nos hacemos fríos. Las explicaciones que les damos a los que nos rodean parecen carentes de sentido y tienen una lógica verdaderamente inexistente. No es lo que tenemos para decir, sino lo que sentimos, y las emociones verídicas son imposibles de expresar en palabras, solo contamos con nuestra mirada, nuestra nostálgica y perdida mirada que mucha veces nos devela y nos delata.
No se termina hasta que las dos partes quieran que se termine. Y yo no estoy dispuesta a perder todo.

Corazón de piedra.

El acto consiguiente a perder a alguien que amamos siempre termina siendo el arrepentimiento. Cuando la pérdida es a causa de una pelea que nosotros empezamos, al terminar... no termina siendo como esperábamos y solo trae dolor, nos cuestionamos el por qué, ¿por qué se lo dije? ¿por qué exageré? ¿por qué no me guardé las cosas que pensaba tan solo por miedo a perderlo? pero estamos equivocados, a la hora de discutir con alguien orgulloso es muy probable que no admita ni reconozca su error y todo finalice en pensar que vos estás loca, que delirás y que todo es producto de tu imaginación, empezás a odiarte. Damos por perdida a esa persona aún sabiendo que pasamos situaciones similares y PEORES pero siempre hubo una reconciliación, es mejor no dejarse llevar ni especular, eso lo sabemos bien, pero vivir con el temor de no saber qué va a pasar no es bueno, la espera mata y termina por llevarse todo lo bueno y esperanzador que hay en nosotros mismos, se lleva nuestra fe. Después de esperar por algo que sabemos que nunca va a pasar, nos volvemos nostálgicos... la llegada inexistente de esa persona, la reconciliación que nunca vino a nosotros, el rencor, los remordimientos, los recuerdos, el álbum de fotos con recuerdos de lo vivido con esa persona que todas las noches imaginamos en nuestra mente antes de dormirnos, todo nos va destruyendo un poco más, nos enfría y termina por dejarnos una montaña rusa emocional. Pasan los meses y un día, de repente, sin aviso previo, él vuelve, la historia se repite pero siempre tiene un mismo final: un corazón de piedra.

¿Por qué?

Y a pesar de que pasó un tiempo considerable para que una persona pueda superar del todo a otra, yo me sigo atormentando, tratando de entender el por qué de su empeño en lastimarte tanto y luego irse.