miércoles, enero 23

¿?

Nunca me sentí así, de verdad, podría jurarlo. Nunca me sentí tan odiada por alguien a quien amé y cuidé tanto, sin motivos, sin esperar nada a cambio, con la vaga ilusión de "va a valer la pena" ¿VALER LA PENA? frase idiota. Ahora estoy confundida y la cabeza la tengo dada vuelta y con una destrucción del 90%, pero no me destruye tanto el hecho de que te fueras después de tanto tiempo y sin motivo aparente, sino mi reconocido y famoso odio hacia la intriga, la curiosidad y la incertidumbre, ya me cansé de replantearme noche tras noche como un vinilo rayado "¿qué hice mal?" mis actitudes empeoraron todo, me conformo con pensar eso y declararme como la culpable, me hiciste tan feliz, me cuidaste tanto como amigo, como lo que sea, porque al final yo quería lo mejor para vos, y creo que vos también para mí, supongo que ningún tipo de malestar fue intencional; me hiciste sentir tan protegida que no quiero guardarte ningún tipo de rencor, tampoco quise dejar palabras sin decir, pero lo preferiste así. Mi promesa de estar siempre con vos sigue de pie, más firme que nunca, eso también me enoja, saber que sabés que si algún día volvés y me decís "te necesito" voy a estar al lado tuyo incondicionalmente, porque yo siempre cuido lo que amo, siempre estoy pendiente de lo que se lo merece, y a pesar de que estés más loco que yo, y seas incluso más inestable, podés caerte las veces que quieras, borrarme de tu vida, odiarme, insultarme, difamarme, lo que quieras, pero yo siempre voy a estar.
No sé el por qué de esto, quería decirlo, a mí si me afectan este tipo de cosas, lo que es "nada" para otras personas, a mí me genera un vacío enorme.

2 comentarios:

  1. Creo que sé lo que se siente.
    Sigo amando, y cada vez más, como escribís.
    Besos♥

    ResponderEliminar