viernes, diciembre 27

Objetivo primordial

     Siempre intentamos darle lo mejor de nosotros mismos a las personas que apreciamos, pero olvidamos por completo nuestra felicidad. A fin de cuentas en un momento determinado de nuestras vidas, el recuerdo de nuestros momentos felices es lo único que nos va a quedar. Morimos solos y todos aquellos que atraviesan nuestro camino son quienes constituyen los recuerdos agradables o caóticos de nuestra juventud en el futuro.
     Tuve que desprenderme de alguien a quien amaba muchísimo, por el simple y contundente hecho de que no me hacía feliz, sé que esa persona probablemente hubiera sido la que más me ame y cuide por el resto de mi vida pero... ¿y mi bienestar? Ojalá hubiera podido decir "me encanta, la paso bien con él, me ama, lo amo" sin embargo no fue así, es más fuerte que yo, es más fuerte que todos nosotros.
     Con todo esto no quiero decir que debemos ir por la vida lastimando gente sólo porque nuestra felicidad es más importante, sino que... si alguien no sabe tratarnos y nos lastima, se debe tener la capacidad de afrontar y comprender el hecho de que busca lo mismo que nosotros... Es el principal objetivo a la hora de vivir, ser feliz y ver felices a quienes amamos.

Y si todo me sale mal quiero que sepan que lo merezco, y en eso se basa mi karma.

martes, diciembre 10

Karma

Esta mierda viene afectándome hace semanas, creo que era hora, creo que me lo merecía.
Nunca traté a nadie de la manera en la que realmente era digno de ser tratado, jugué mil veces con los sentimientos de los que me querían porque hace dos años usaron los míos como si yo no fuera dueña de los mismos, pero olvidé el enorme detalle de que no es culpa de todos los hombres que uno haya sido un hijo de puta, y aunque lo fuera, no soy quien para vengarme. Aún así, ¿cómo explicarle a una mujer usada que todavía queda gente decente en el mundo si ya vio todos los infiernos de la sociedad en una sola persona? No, no es insuperable, nada lo es, pero lleva tiempo, lleva años, lleva frialdad, lleva agonía, lleva tristezas, lleva mentes colapsadas, lleva ojos tristes, lleva fragilidad, lleva una coraza, lleva aislamiento, lleva desconfianza, lleva sarcasmo, lleva desinterés y de pronto comencé a describirme. Tiempo, nada más necesario que el tiempo para superar, pero nunca para olvidar, el olvido no existe, sino mirenme a mí, que después de 24 meses sigo hablando de lo mismo.

domingo, octubre 6

No me interesa

Sin lugar a dudas es la frase más usada por adolescentes superados, pero ¿realmente se sienten así? ¿o buscan, tal vez, crear una coraza que oculte lo que interiormente les está sucediendo? Personalmente, solo uso esa expresión cuando verdaderamente no estoy interesada en algo, no finjo. Después de todas las traiciones, las desilusiones, los odios y la falta de códigos, uno va perdiendo total interés por las cosas, incluso por las personas. Comenzamos a afianzar todo tipo de vínculo con aquellos que han demostrado ser puros, verdaderos, sinceros, y así vamos en camino directo a la paz. Porque la hipocresía y el decir "me conviene estar bien con ellos" son piedras que se aferran a nuestros tobillos y logran hundirnos en el océano de esta adulterada sociedad. Logramos llegar a la conclusión de que la nuestra es la generación con más amistades desleales que han desintegrado anímicamente a muchísimos jóvenes, quienes tras esto se han ocultado tras 3 palabras completamente ficticias: "no me interesa" ¡Completamente mentira! porque son ellos mismos quienes se encierran en los baños de lugares públicos para llorar en paz, para que nadie se burle de su dolor, para que incluso ellos mismos crean su propia fortaleza fingida. No son felices, pero así se los ve, o al menos, no se los nota tan devastados. No pueden dejar que nadie conozca su pena, no deben dejar que ninguna persona finja interés por sus lágrimas, no es real, los demás no son reales, mucho menos transparentes, es más... no les interesa.

jueves, octubre 3

Virus

Y es punzante el dolor que se siente mientras se atraviesa una desilusión, no se sufre por quien la causó, sino por todas las esperanzas que tenías puestas en él. Un voto de confianza que se desvaloriza, se desecha en lo más profundo de nuestras resignaciones, y allí queda, inmóvil, irreversible. El tiempo se prohíbe a sí mismo dejar estas lecciones en el pasado, por el contrario, se acumulan. Un día, cuando creemos que todo va bien, cuando nos sentimos invadidos de superación y capaces de continuar, la vida decide golpearnos en seco, de frente y en la cara, con el simple objetivo de abrirnos los ojos, demostrarnos que la gente no es lo que parece, traernos la cruda realidad de que son nuestros seres más cercanos los que derrochan falsedad y escupen hipocresía. Entonces, ¿por qué las personas siguen -seguimos- desperdiciando nuestro tiempo en apostar a ciertas amistades? simple, el virus por el que están infectados todos aquellos seres que prefieren hundir a alguien para escalar ellos mismos, todavía no se esparció al resto de la sociedad, es decir, la gente buena no se contaminó del todo. Todavía están los que escriben, los que leen, los que escuchan, los que sienten, los que no ocultan, los que antes de preguntar el motivo de tu dolor, comienzan por alentarte; todavía estamos quienes creen en la verdadera amistad, y desechan hipócritas hasta llegar a ella.
Y hoy que lo he vuelto a ver, he visto que ya estaba bien, qué genial. Sigue estando lejos y yo sigo estando rota, pero lo importante es que esté bien.

martes, octubre 1

¿Superación?

Destrucción, ojeras, palidez, depresión, insomnio. Mi pasado. Lugar al que no quiero volver. Lugar que creo haber superado, lugar al que temo regresar. Lugar, o estado, ¿a quién le importa? si me pertenece. Me apropié de él como si fuera algo mínimamente positivo, no estoy preparada para dejarlo ir completamente, supongo, pero de algo estoy segura... me niego a caer.

domingo, septiembre 29

Las mejores ideas llegan cuando estás enamorado, cuando tenés el corazón roto o cuando tenés insomnio. Yo tengo todo eso. 

miércoles, septiembre 25

Voy a quemar la piedra de tu locura, así no hay amargura y se va el dolor...

Y si hay momentos que me gustaría revivir idénticos a como pasaron en realidad, son esos diez días en Bariloche. Por un grupo excelente, por un viaje inolvidable, por anécdotas memorables, por paisajes que nunca serán borrados de mi memoria, por risas, chistes, viajes largos que se pasaban volando... al igual que todo mi viaje de egresados. Un día antes de ir dije "no me quiero ir, porque eso implica volver" cerré los ojos y cuando los abrí ya estaba en el micro volviendo a esta ciudad que... tan pocas alegrías me trae. Pero no lo repetiría, porque fue perfecto así como fue, y si vuelvo... no sería igual. Aún así, espero que algún día volvamos todos, juntos, TODOS, porque si alguno faltara no sería lo mismo, y si no sería lo mismo, no quedaría grabado en mi mente de la manera en que quedó. "A Bariloche no lo superás más" decían, y tienen razón.
La banda de Parra llegó, o o eo.



601♥








Bigote♥♥






domingo, agosto 25

Ella.

Nunca nadie supo la cantidad de veces que ella se encerró para poder llorar en paz. Nunca dejó que se sepa, no podía mostrarse débil porque eso haría que la lastimen, más. Ella debía vivir constantemente a la defensiva, recurriendo a comentarios sarcásticos como respuesta a criticas de gente estúpida, no podía abandonar su aspecto de frialdad, su falsa coraza. Así, y solamente así, creía que podía evitar ser herida, de nuevo.

Se equivocó.


Como se equivoca siempre.

miércoles, agosto 14

Renacimiento.

La enfermedad generada por la desilusión. El sentirse mal estando solo, pero aturdido al estar rodeado de muchas personas. El amor por el frío, y por el calor. El miedo a la oscuridad, la molestia que genera la luz. La no-necesidad de comer, el hambre por la madrugada. El no sonreír, el necesitar hacerlo. El ser fría, y querer calor... miles y miles de sensaciones extrañas que pasan por mi mente. Confusión. Mareos. Gustos no definidos. Renacimiento.
Claramente no soy la persona que era cuatro años atrás, ni por fuera, ni por dentro. No soy esa chica que se sentía excluida, invisible, gorda y poco interesante. Soy alguien que se siente, hoy, todo lo contrario, ¿y está mal? Cambié yo, cambió la forma que tenía la gente de verme, cambió mi autoestima, que a pesar de que sigue siendo bajo, lastima menos. Sigo siendo fría pero me estoy derritiendo poco a poco. Río más, ayudo más, lastimo menos, no odio tanto. Soy yo pero a la vez alguien distinto... Soy yo en mi mejor momento. A semanas de Bariloche, en el mejor año de mi vida, con amigas a las que amo y me gusta ver bien (espero sea mutuo), con una familia que a pesar de los golpes bajos me quiere ver crecer, me quiere entera y desean -aun más que yo- que me convierta en una profesional, en lo que sea que haga.
Me tropiezo, caigo, me levanto y sigo... porque la vida es una sola y yo quiero vivirla. Porque solamente hay una "yo" y quiero convertirla en la mejor de su rubro. Porque no vine a este mundo a pasar desapercibida, porque estoy para mucho más, porque aspiro alto. Porque todavía me quedan fuerzas para soñar.

"No se piensa en el verano cuando cae la nieve" tal cual como dice la frase, así me sentí, en el momento más frío de mi vida nunca me vi así, nunca me imaginé llegar a estar así de bien, nunca me imaginé tal plena, con mis malhumores de siempre pero sigo entera, firme. Todo lo vivido me trajo hasta acá. No me arrepiento de nada.

lunes, julio 29

Curioso que vivir pueda volverse una pura aceptación, incluso esta aceptación de no aceptar nada, de irme casi antes de llegar, de matar todo lo que todavía no es capaz de matarme.
— Julio Cortázar.

domingo, julio 21

Falso concepto de amistad.

Y es en este momento en el que me pregunto si soy yo quien está mal, o quien está mal es la gente. Si soy yo quien tiene el estereotipo equivocado de amistad o son ellos quienes no tienen los códigos que implica "ser amigo". Quizá es mi sobredosis de películas y ficción lo que me hace creer que un amigo es un hermano que sabe todo de vos, que está presente en absolutamente todas las situaciones de tu vida, que te escucha y lee tu tristeza en tu mirada, quien te mira a los ojos y sabe tu estado de ánimo, quien te acompaña por y para siempre. Tal vez lo encuentre algún día, o tal vez siga enamorándome de lo más cerca que tuve de llegar a eso, o quizá nunca lo voy a conseguir porque esa especulación de amigo ni siquiera existe. Aunque yo estaría dispuesta a serlo, estoy segura que alguien piensa como yo, si lee esto quizá se sienta identificado y quizá seamos amigos toda la vida pero estoy absolutamente segura de que ni siquiera yo misma me creo lo que estoy diciendo porque es absurdo, estúpido, cursi e irreal. Como la amistad incondicional. Como todos ustedes, hipócritas.

lunes, julio 15

"La depresión es como estar ahogándose abajo del agua. Sólo que ves a todo el mundo respirando a tu alrededor"

La extraña sensación de "no quiero hablar con nadie pero los necesito a todos a la vez". La cruda realidad de que a nadie le importa, aunque finjan que sí, los que me acompañan hace años ya están cansados de mis depresiones, ya se hartaron y les da igual, ¿por qué? porque nunca me maté aunque quise hacerlo 500 veces, entonces... ¿para qué se van a preocupar? amago pero no hago nada. Soy tan cobarde que me da miedo vivir, pero no soy tan egoísta de morir por voluntad propia. Simplemente espero que algo malo me pase, quizá no muera, quizá solo quiera llamar la atención, asustarlos a todos. Quizá sólo quiero suicidarme sin morir en el intento.
Me estoy ahogando, sola, con el apoyo de mis padres en que lo haga, no hablo, no como, no me brillan los ojos, no siento, estoy muerta. Miro atrás y extraño tanto lo que era, quizá nunca fui radiante y feliz pero al menos tenía sueños, hoy estoy sumergida en la magnitud de mis fracasos, me hundí asimilando que nunca voy a llegar a nada. Me hundí en mi misma, y estoy en lo más profundo y oscuro de la ausencia de mi alma.

domingo, julio 7

.

"Ciertas cosas te quedan como un tatuaje en el cuerpo. Yo tengo algunos versos tatuados en la memoria." -Cortázar

Domingo. Reflexión.

Quiero empezar a vivir porque el tiempo se me murió en mi histeria. Porque me quejé tanto que olvidé las cosas buenas. Porque odié todo y no amé casi nada. Quiero empezar a vivir porque la vida se me murió en mi orgullo.

No siento. No me sientan.

Últimamente mis días no tienen poesía. No transformo situaciones en literatura, no estoy bien pero tampoco se me ve quejándome. Podría ser peor, y también podría ser mejor. No quiero ser feliz, a decir verdad... me aterra serlo. Siempre que estuve arriba me bajaron a patadas, ¿para qué subir? 
Mil veces me quejé y dije "quiero sentir algo", pero cuando lo hice todos mis sentimientos fueron arrebatados, despojados de mí, sin culpa y sin asco. A nadie le importó destruirme de manera semejante, nadie se interesó por verme sentir. Pero a la hora de sufrir, mi vida era un show donde yo era la estrella, y mis espectadores eran decenas de hipócritas, decenas de personas que me odian sin siquiera conocerme, decenas de personas que antes me admiraban, o halagaban por interés, toda esa gente a la que decepcioné sin conocer, todos esos anónimos que sufrieron un amor-odio hacia mí, a todos ellos les hablo con mi mayor sinceridad y les digo: me da igual. Nunca me conocieron pero fingieron hacerlo. Ahora me odian por "crímenes" que no cometí, por no ser lo que ellos esperaban que fuera, por no ser ni la mitad de lo que creían que era. Soy una persona común que escribe por odio. Pero también amo, siento, sufro, lloro, río (poco), vivo. Al igual que todos ellos. No me odien por ser yo misma. Ni me quieran por algo que no soy.

martes, junio 25

Decisiones no elegidas.

Mediados del 2013. Último año de secundaria. Nervios. Crisis. Indecisión. Pánico. Confusión. Miedo a... crecer.
Desde mi humilde punto de vista no hay etapa con más transiciones en la vida de un ser humano que la de los 17 años. Te ves a un año de ser mayor, a un año de dejar toda tu antigua vida atrás, a un año de crecer personal y academicamente, a un año de tus responsabilidades, a un año de tu legalidad, a un año de conocer gente nueva, a un año de exprimirte al 100%. Pero para que todo eso llegue transitás por la parte más complicada, la elección, el decidir qué querés ser, el elegir entre cientos de carreras una que logre sacar lo mejor de vos, elegir, a tus 17 años, todo tu futuro y lo que vas a hacer el resto de tu vida. Difícil, ¿no? así se siente, no quiero llegar a los 40 años siendo infeliz porque me vi obligada a orientar mi vida en una sola dirección a mis cortos 17 años. Ni siquiera tengo estabilidad a la hora de querer a alguien, de quererme a mí o de decidir qué voy a ponerme, y pretenden que tome una decisión radical y la haga mía. Tengo miedo, me aterroriza, sobretodo, el tener que conocer gente, el cambio de ambiente, la soledad. Me da mucho más miedo equivocarme y decepcionar a todos.
Necesitaría irme un tiempo. Aclarar mis ideas. Ordenar mi mente. Volver y que la conviertan en un desastre de nuevo. Preferiría irme lejos y quedarme así para siempre. Sola.

sábado, junio 22

Para vos, yo. Para mí, vos.

Se dice que el destino une a dos personas para convertirlas en seres inseparables, esenciales para el otro, vitales a tal punto de generar paz en sus vidas con el simple hecho de su presencia. Una charla, un abrazo, un beso, un momento compartido, llena a estas personas de tranquilidad y satisfacción, incluso hasta no necesitar nada más que al otro. El mundo se detiene, el viento no sopla y el reloj no corre, no importan los alrededores, no importan los problemas, ni las personas ajenas a ellos, sólo les importa ver al otro a los ojos  y decir con la mirada: "te prometo que vas a tenerme con vos el resto de tu vida". Se cumple, no por una simple promesa, sino por ese lazo tan fuerte e incontrolable que los une, aunque discutan, aunque se odien, aunque traten de reemplazarse y borrarse de sus vidas, su código siempre es el mismo: Para vos, yo.  Para mí, vos.

jueves, junio 13

Anacrónicos.

Por esa ira incontrolable que nos genera sentirnos ignoradas, engañadas, usadas y reemplazadas. Por todos los que nos hicieron sentir así, miserables, comunes, mujeres corrientes. Por todas las veces en las que nos dejamos pisar, sobrepasar, superar. Por todos los momentos en los que nos sentimos olvidadas. Por todas las personas que nos superaron y siguieron adelante con sus vidas como si nada hubiera pasado. Por la confusión que nos genera no saber si realmente le importamos a alguien, si les interesamos, si les atraemos, si quieren una vida o un momento.
Por todas estas situaciones nuestra mente es un caos, un desorden, una guerra contra todo, y contra nosotras mismas. ¿Pretenden que confiemos después de el desastre que siembran todos en nuestra vida? No me parece justo. No me parece razonable que debamos comprender amores anacrónicos. No me parece sano.
Me enferma.

miércoles, junio 12

Me resisto.

No quiero escribir porque al hacerlo me sumerjo en un pozo de pensamientos que no me permito adentrar, no ahora, ¿por qué? porque reconozco estar (no ser) muy débil como para superarlo. La realidad es la siguiente: cuando terminaba de escribir me sentía liberada, relajada, con 10 kilos menos, de angustia, de pánico, de nervios, bajaba de peso, y hablo del peso sentimental que te genera no poder más con vos misma y con tu vida; pero en el lapso de tiempo que me tomaba hacerlo, sufría, me enfrentaba constantemente a la tristeza, al odio, al rencor, a la angustia, a los fantasmas del ayer, todo para intentar explicar cómo me sentía, y a fin de cuentas nunca logré expresarme como quería, mi transparencia nunca fue suficiente. Ahora que no me siento apta para enfrentarme es cuando hago una pausa, cuando prometo que la próxima vez que escriba va a ser el día que lo crea necesario, como era antes de ser leída. Hoy no quiero resucitar. 

sábado, junio 8

Vos contra vos misma.

Simplemente te quedas allí, tranquila, con tu sonrisa fingida, observando pacíficamente el derrumbe a tus alrededores, no acotas, no opinas, ya te sientes cansada, harta, frustrada. Tu entorno te ve bien, no eres feliz, pero eres una profesional de la mentira, su reina, el tiempo te hizo así, tu vida lo dispuso, fuiste creada para eso, ese es tu don, fingir. No, ya no tienes fuerzas, ojalá, eso deseas, vendes lo contrario, y el ignorante lo compra. Eres una más del montón, pero con una diferencia, UNA GRAN DIFERENCIA, tu eres una excelente simuladora, preferirías tu muerte antes de derramar una lágrima ante alguna adversidad, pero ahora dime, ¿cuantas veces lo has hecho? ¿Cuantas veces te dijiste a ti misma que no dejarías que tu motivo de llanto actual sea el mismo que el que te rebaje en tu futuro, y aun así, tus lagrimas, HOY, tienen el mismo nombre y apellido? exacto, no eres fuerte, aparenta lo que quieras, ustedes vean en ella lo que quieran, pero recuerden “estoy sonriendo por fuera mientras muero por dentro”. Y ésta siempre será una de las batallas más trascendentales a lo largo de tu vida, Vos contra Vos misma.



miércoles, mayo 22

No se confundan, lo que escribo no demuestra un 100 % de lo que soy, hay cosas de mí que no entiendo y ni siquiera puedo traducir con palabras, tienen que convivir un poco conmigo para conocerme. Yo también desconozco algunas características mías, no me veo como lo hacen los demás, es cuestión de contemplar, observar y analizar. Mi blog es una ayuda, un mini folleto de lo que es mi vida, más bien... de lo que siento, y así se puede ir armando mi historia, pero no es mi libro de vida, no soy yo en totalidad, son pequeños fragmentos que al leerlos hacen creer a los lectores que me conocen de verdad. No soy tan idiota, no voy a desnudarme (en alma) por una red social.

Anacronismo autoritario

No perdí lo que nunca tuve, pero lo sentí tan mío...
La equívoca sensación de pertenencia, ese falso e inexistente autoritarismo, la persistencia en algo que nunca obtendremos, el anacronismo sentimental con alguien... todo eso conduce a que las cosas se desvanezcan, a que nuestros sueños se evaporen, a que nuestras esperanzas se alejen de nosotros como quien se cansó de nuestra histeria.
Y todo esto me remite a vos, a la poca insistencia que empeñaste en recuperarme o... en tenerme alguna vez, a la falta de interés, de cordura, de compasión, a la escasez de brillo en tus ojos al verme en ocasiones y a la inmensa luminosidad que irradiabas al tenerme cerca en otros momentos.
Estás más loco que yo, estás más confundido, más desorientado e incomprendido que yo.



Pero te amo.

martes, mayo 21

Orgullo y vos.

Te necesité tanto mientras no estuviste que me acostumbré a estar sin vos, a tus idas y vueltas, a tus sí pero no, a tu inconstancia (hoy te quiero, pero mañana no sé), a tu inmadurez, a tu malhumor, a tu numerosa lista de mujeres a las que querés pero no lo suficiente... me acostumbré a que estés y no estés a la vez. ¿Y lo peor? me encanta. Es enfermizo pero no deja de ser sincero, ¿por qué no me ignorás? ¿por qué siempre volvés? si no me querés totalmente... ¿por qué no me alejás del todo? ¿qué te hace quedarte? ¿qué... tengo? No lo sé, pero sí sé lo que no tengo, a vos, a tu interés, a lo poco que me quedaba de dignidad antes de decir esto, a mi antigua yo. Orgullo, eso me falta, y vos.

No estás solo.

¿Y por qué ese afán por sentirte tan mal? no tenés problemas reales, pero tus pensamientos te resultan sumamente verosímiles. Si seguís vivo es porque sabés que hay gente que está peor, o quizá seguís vivo porque no tenés las agallas suficientes como para dejar de estarlo, o tal vez seguís vivo porque, al igual que yo, no sos un ser tan egoísta e hijo de puta como para destruir así a tu familia, aunque ellos digan que sin vos estarían mejor, sabés que no, y si en realidad lo prefieren... te quedás por ser tan forros, ¿me escuchaste? Me importa una mierda si nunca estuviste peor, no me interesa, tampoco me importa demasiado que tengas ganas de estar muerto, vas a seguir adelante para el odio de todos, vas a superar ese pozo con el motivo de no hacerlos felices, si te vas te van a querer personas que ni te registraban, para llamar la atención diciendo que son amigos de un muerto (sí, la gente es así) ASÍ QUE TE QUEDÁS, te quedás conmigo, burlándonos de tus enemigos, de los míos no, de eso me encargo yo. Y no, esto no es para nadie y para todos a la vez, se quedan, todos aquellos que no quieren ser moldeados por la sociedad, todos los que leen este pedacito de mierda que le sumo a mi blog, todos y cada uno de ellos, se quedan, conmigo. No están solos.

viernes, mayo 17


Golpe despertador.

La realidad es que en algunas ocasiones, como ayer, a mi cuerpo se le da por golpearme y hacer que abra los ojos, que por fin me de cuenta de que no soy invencible, de que mi organismo no es inmune a nada, que no va a soportar cualquier cosa que a mí se me ocurra hacer. Despertarme. No soy superior a lo normal, no soy indestructible, tengo que comer, y hacerlo bien, tengo que cuidarme, por más que no sienta ganas desmedidas de vivir, sé que no me gustaría dejar de hacerlo sin querer. Sé que odiaría hacerle mal a alguien, asustar y preocupar a los demás como pasó ayer, no lo merecen, no por mi culpa.

lunes, mayo 13

¿Qué cosas me gustan?

Esta vez no busco expresar lo que siento, ni anhelo hacerme entender, ahora, por primera vez, busco entenderme a mí misma, conocerme. Quiero saber qué cosas me gustan, cosas simples. Mi mamá me pregunto hoy (tras decirle, "no me gusta esto, esto tampoco, esto menos, y esto no...") "¿Y A VOS QUÉ TE GUSTA?" y, teniendo en cuenta que yo desgloso todo lo que dice la gente para buscarle hasta un séptimo significado, me puse a pensar... "¿No me gusta nada? ¡¿qué dice esta mujer?! ESTÁ LOCA! muchas cosas me gustan, por ejemplo... bueno... em..." Y ahí me quedé, no logro entender como no me tomé el tiempo de hacer esto, supongo que mi negativismo me hace creer que nada me conmueve hasta la raíz realmente, así que me cansé, me harté y dije "voy a escribir sobre lo que me gusta, las pequeñas cosas que hacen que la vida tengas micromomentos placenteros"
Debería estar estudiando para Filosofía pero la verdad que esto me parece más importante. Voy a empezar, aunque no quiera, aunque me de paja...

Cosas que me gustan:
1. Los ojos. De cualquier color, sean de la persona que sean, me pasaría horas mirándole los ojos a alguien de cerca, si esa persona no se sentiría incómoda y me golpeara, claro.
2. El sonido de los autos corriendo.
3. Tomar gaseosa helada y sentir como el líquido viaja desde mi boca, recorre mi garganta y llega a mi estómago (la sensación es mejor con el estómago vacío)
4. Las plumas de colores, tengo una especie de fascinación enfermiza por ellas.
5. Mi cliché: los atrapasueños.
6. Jugar al volley y al tennis. PUNTO.
7. Ducharme apenas vuelvo del gimnasio para relajar los "músculos", sentarme en la ducha, poner la cabeza para abajo y dejar que el agua caliente me caiga de lleno en la nuca y la espalda, podría morir así y sería feliz. (Sin ir al gimnasio también lo hago)
8. Leer.
9. Leer a Charles Bukowski.
10. La intriga de hablar con desconocidos por ask, me encanta que finjan que les importo, me gusta vivir esa fantasía idiota de hablar con alguien sin hacerlo realmente.
11. Buscarle un sentido a todo. A las cosas que me dicen, a lo que no me dicen, a las canciones, a los poemas, a las acciones de la gente, a los trastornos, al subconsciente, a todo, soy insoportablemente curiosa en ese aspecto.
12. Películas de terror, el trauma que generan.
13. Consiguiente del 12: Asustarme. Me encanta, es una emoción más, aunque la gente la evite.
14. En esta ya se me ocurrió "Verlo sonreír" PERO NO, estoy hablando de mí. Autocontrol.
15. Jugo de naranja.
16. Que me hablen primero al chat. Simple pero entretiene y demuestra un poco de interés.
17. La voz de Eminem como método de relajamiento.
18. Defender lo que creo correcto.
19. Ver crecer a mis primas.
20. Mi panza.
21. Mi cuello.
22. Mi piel.
23. Ver películas mientras tomo Coca-Cola. Sola. En invierno tapada hasta la nuca. En verano con el aire en mínimo, también tapada. Lo prefiero antes que salir con alguien, con quien sea.
24. El color violeta.
25. Los billetes.
26. Olor a libro nuevo.
27. El número 27.
28. Olor a libro viejo.
29. Pasear en el auto mientras escucho la radio. Cantar mientras tanto.
30. Que halaguen mi cuerpo, (a quién no) pero a mí no me incomoda que hablen sobre mi culo, por decir algo.
31. Las mascotas. Odio los animales de granja. Y los ganzos me dan fobia. Pero amo a los perros y a los gatos más que a mi propia vida.
32. El olor a cachorro.
33. El ronroneo de los gatos.
34. En las noches aburridas de verano sentarme afuera a mirar las estrellas. Poner la mente en blanco y relajarme, simplemente, estar un rato así, cerrar los ojos, estar en mi mundo.
35. La brisa.
36. La playa a partir de las 7 de la tarde.
37. Me hace sentir bastante especial que me hagan regalos, pero que no lo hagan porque se ven obligados a hacerlo, tipo en mi cumpleaños, sino que les nazca, que vean algo y digan "esto le va a gustar" y me lo den, en cualquier fecha.
38. Los números impares.
39.La cara de Marilyn. Con esto me refiero a... sus rasgos, sus ojos, su boca, su sonrisa, su nariz, su lunar, sus cejas.
40. Dar vuelta la almohada en verano y dormir con la parte fría.
41. Dormir hecha bolita teniendo una cama de dos plazas.
42. Acariciar perros. Lo harán muchos pero yo me siento bien al hacerlo.
43. El ruido de las ruedas del skate sobre el cemento.
44. El silencio.
45. El ruido del camión de bomberos/ambulancia/policía, ciudad desenfrenada, gente, autos, especialmente en el centro, microcentro. Así no me siento tan sola.
46. Sacar fotos a las cosas, nunca las subo ni nada, pero me gusta hacerlo.
47. Editar fotos, no seré buena, menos la mejor, ni uso el photoshop, pero juro que me entretiene más que nada en el mundo. Además me corresponde porque en las salidas con amigas siempre soy quien lleva la cámara.
48. Ir al cine. Amor infinito por eso.
49. Que me toquen las costillas... la cintura, la espalda, el cuello.
50. Rápidos y furiosos, todas.
51. Batman, todas.
52. Los bmw y los alfa romeo, orgasmo por ellos.
53. Caricias.
54. Motos. Buenas motos. Cuando tenga fuerza y llegue sentada al piso, prometo tener una.
55. Viajar. Conocer lugares nuevos.
56. Sentir el estómago vacío.
57. Olor a vainilla. A uva y a coco.
58. La fragancia de mi perfume. (Ciel violeta)
59. Escuchar a los demás pronunciar mi nombre. Especialmente a él.
60. Tatuajes.
61. El dolor que se siente al expandirse.
62. Que me digan "eh sacate una foto conmigo" y no cobrarla, aunque debería. Bue, tenía que decir algo estúpido.
62. Los almohadones, me encanta dormir con muchos, sobre todo los que son como de peluche.
63. Estirarme apenas me despierto y quedarme en la cama mínimo 10 minutos.
64. Que me escriban cartas.
65. Despertarme y leer un inbox lindo de esa persona diciéndome todo lo que siente por mí, así porque sí.
66. Que lea esto y mañana despertarme con un inbox de ese estilo (soñaba)
67. El puré, pero sólo acompañando al churrasco, de otra forma me parece vómito.
68. Que hagan que mi cumpleaños sea un día especial sumando pequeños detalles, como cartas, firmas, carteles, regalos, abrazos, esas cosas.
69. Sacarme sangre y ver cómo se llena la jeringa.
70. Inglés (el idioma, no la materia)
71. Acento británico.
72. Abrazos imprevistos por la cintura.
73. Películas que involucren loqueros o gente demente.
74. Mi película favorita es "Girl, Interrupted". Hablando de eso.
75. Frutillas.
76. Hacer reír a la gente.
77. Vidrios empañados.
78. El morrón pero sólo como relleno de aceitunas.
79. La forma de ser de mi primita más chica, Alma. Las actitudes mías que tiene.
80. Sentirme especial para alguien (nunca me pasa, pero cuando me siento así... no hay quien me baje)
81. La filosofía de Dr. House
82. Decir cosas en inglés por chat, comentarios, o frases. (No es de pelotuda, veo muchas películas)
83. Cantar, aaaaaapa, esa no la sabían *canto feo*
84. Las zapatillas, por dios, si tuviera así mucha plata invertiría 3/4 en zapas.
85. Ir a Puerto Madero.
86. Las clavículas.
87. Adtr (no me diiiiiiiiiiigas)
88. El burger king, sí, lo prefiero antes que el Mc.
89. Me atraen pibes más chicos pero NUNCA estuve con alguien más chico que yo.
90. Coca congelada.
91. Papas McCain
92. El anochecer.
93. Las sorpresas. Que me vengan a ver por sorpresa, que me escriban algo, que me regalen algo, QUE SE YO, ALGO LINDO.
94. Mis nike nuevas, no digo el modelo así no me las queman, putitos.
95. Las sonrisas. Lo primero que le veo a un flaco es eso.
96. Que me abracen de la nada y me digan "te quiero/te amo"
97. Ver películas subtituladas, ODIO MUCHO LOS DOBLAJES.
98. Besos en el cuello, en la espalda.
99. Los días nublados, la gente cuando hay sol dice "es un día re lindo" Para mí, todo lo contrario.
100. Me gustaría tener un mural con fotos en mi pieza.
101. De más está decir que Jackass me sigue haciendo feliz.
102. Que me regalen cualquier cosa relacionada con Jackass, Adtr, y Marilyn.

Seguiré esto a medida que me guste algo en el día.



viernes, mayo 10

                                                          no me arrepiento de nada

martes, mayo 7

Ojalá pudieran.

"Definitivamente necesitás ir al psicólogo, o suicidarte, no se puede ser tan enfermo como vos, no podés ser así, anoréxica, depresiva y encima una loca (de las malas) que se cree indestructible, ojalá que te mueras" Una simple y trágica pregunta en ask que nunca supe contestar, ¿qué iba a decirle? si hasta yo misma considero que debería estar muerta a veces, que mi ausencia no le afectaría a nadie, que quizá si fuera más flaca X persona me querría más, ¿cómo iba a contestar esa pregunta? ¿con un suicidio prominente y una carta que le aclare "en parte fue culpa tuya"? ¿Por qué tanto anhelo por verme muerta? ¿por qué tanto deseo de desintegrarme? Ojalá pudieran. A la mierda con lo que piensen de mí. A la mierda con lo que quieran que me pase. A la mierda con sus críticas destructivas, con su afán de insultar, con su anhelo de disfrutar al ver mi tumba. A la mierda con todos ustedes. Soy más fuerte que una pregunta, que una enfermedad, que una tristeza. Soy más fuerte que mis ganas de estar muerta.
Comentarios de ese estilo ya no me afectan, ni hoy, ni en mi más profunda depresión. Y mucho menos ahora, en mi resurrección. Construí muros a mi alrededor que nunca van a lograr derribar, tengo una coraza, las palabras ya no pueden dañarme.
Sin embargo nunca supe contestar esa pregunta...

lunes, mayo 6

¡¿A mí?!

Supongamos que te pasó como a mí, sí, a vos que me estás leyendo, supongamos que la ausencia de una persona te afectó desmedidamente, que cuando creíste haberlo superado esa persona vuelve ¿cómo te sentirías?, ¿cómo debería sentirme yo?
Toda esta situación es una mezcla confusa de pensamientos fatalistas (tales como: "si ya me lo hizo una vez, va a volver a pasar", "no servimos para estar juntos", "no me valoró, y yo que lo cuidé tanto", "está bien, yo tampoco me elegiría"...) y una alegría extraña que no llega a ser felicidad extrema, sino que es una sensación más semejante al bienestar. Esa persona a la que tanto extrañaste, necesitaste y quisiste (querés) (bueno, amás) (está bien, amo), volvió, a vos, a tus histerias, a tu malgenio, a tus melancolías nocturnas, a tus domingos por la tarde donde nunca podés más, a tu pelo suelto, largo y sin peinar, a tus ganas de no comer, a tu odio por tus cumpleaños, a tus abrazos, a las contradicciones que representás, a tus inexplicables cambios de humor, a tu conciencia, a tu desconcierto a fin de mes, a tu amor por el violeta, a tu caída, a tu llegada y a tu huida inevitable. Sí, si lo pongo así correrían a sus brazos, ¿cierto? así me siento, así me defino. Pero... si me quiso tanto ¿por qué se fue? ¿por qué me dejó tan sola, tan vulnerable, susceptible, carente de afecto, de abrazos, de besos, de un poco de compasión sincera?
No, no estoy obsesionada, solamente cuido a alguien con la pureza de una adolescente sintiéndose correspondida, y no es uno de esos amores fallutos, no, hablo del amor que te lleva a entregar todo -hasta tu propia vida- por verlo sonreír.

domingo, mayo 5

Siempre volvemos y juramos nunca más irnos. Nos vamos. Regresamos, pero siempre un ratito, nunca lo suficiente como para creerlo eterno.

sábado, mayo 4

Mi resurrección.

"Los cuerpos esqueléticos ya no me parecen atractivos" ¿a quién quise engañar escribiendo eso? me encantan, me siguen encantando, pero me gustan desnudos, la ropa les queda excesivamente mal, la ropa me queda excesivamente mal. Y sin embargo, algo en mí los ama tanto que quiere seguir siendo parte de ellos, mientras yo estoy en pleno cambio, en pleno rescate de mí misma, en pleno renacimiento. Resucitenme.

Quereme doble o no me quieras.

Es la escena que se repite en cada una de mis salidas: La estoy pasando bien, bueno, quizá no tanto, pero simplemente estoy ahí, a gusto, riéndome con alguien, hablando, lo que sea. De repente, me cambia la cara. Me quiero ir, ¿para qué vine? me estoy aburriendo, quiero estar en mi casa, en mi cama, leyendo o mirando una película, SOLA. Cuando termino, por fin, de pensar en todo eso, se me pasa, vuelvo a cambiar la cara, vuelvo a hablar, vuelvo al mundo de interacción social en el que quiero a la gente, o finjo hacerlo. Es un breve lapso de tiempo en el que dejo de ser yo misma... o... empiezo a ser yo realmente, ¿quién sabe? lo único que sé es que esas dos personalidades completamente opuestas están dentro de mí, no puedo hacer nada para controlarlas, nada para decidir cuando quiero ser cada una de ellas, nada para frenarlas, nada para dejar de ser esa persona tan odiosa a la que en ese momento todos desearían tener a kilómetros de distancia y comunicarse con ella (conmigo) sólo mediante una linda postal que compraron en el kiosco de la esquina, no puedo hacer nada, en absoluto.
No sé si esta doble forma de ser será más fuerte que yo, pero es más fuerte que mi fuerza para combatirla. De algo estoy segura, lastimo, desespero, confundo y canso a mi entorno. Merezco estar sola. Quizá quiera. Quizá pido a gritos ayuda. Quizá busco cambiar. Quizá a nadie le importe, no, acá no va un "quizá", lo afirmo: a nadie le importa.


jueves, mayo 2

Espectros del pasado.

 No tengo apetito. Me dedico a comer un par de bocados en casa o a decir que ya comí afuera, solamente para conformar a mis papás, o a mis amigos. No quiero comer. No quiero preocuparlos. Mil veces les dije que no era normal que no sienta necesidad de alimentarme nunca, mil veces me ignoraron. "No tengo hambre, como porque tengo que comer, si fuera por mí no lo haría" esa frase salía y sale de mi boca a diario. Supongo que mis semanas enteras del pasado sin ingerir nada dañaron en forma excesiva a mi organismo. Quería sentirme bien, quería verme bien. Ahora mi concepto de belleza cambió, los cuerpos esqueléticos ya no me parecen atractivos y no puedo cambiar, no puedo dejar de serlo. La comida me da asco, no soporto sentir el estómago lleno, no soporto, a la vez, estar tan flaca, no soporto el dolor que me genera dormir y sentir mis costillas pinchándome por culpa del colchón, no soporto no poder hacer nada al respecto. Odio sentirme desmedidamente flaca, pero odiaría más verme gorda. No hay forma de conformarme. Tengo que comer más. Tengo que comer. Tengo que... superarme.

miércoles, mayo 1

Y es esta forma de ser la que me está haciendo mierda, la que me destruye, la que me colapsa, la que me consume.
Ya no aguanto.
Ya no quiero. No me quiero.
Me es imperdonable hacerte tanto mal, pero no puedo dejar de ser lo que soy: dos personas que se turnan para expresarse en un mismo cuerpo.

Frágil.

Todas las experiencias por las que transité a lo largo de mi vida (corta pero intranquila) lograron hacerme (mostrarme) fuerte, aún así... soy tan frágil, frágil como nadie puede ver, frágil hasta llegar al punto en el que estoy al borde de quebrarme constantemente, tan frágil como capaz de romperme en un grito, en una discusión, en un insulto. Así y todo, soy extremadamente transparente, mis emociones están cubiertas por cristal, es tan simple verlas, notarlas, sentirlas. No encontraba lógica. No entendía cómo me veían (ven) tan resistente, tan irrompible. No encontraba un por qué. Hasta este año. Por fin descifré el por qué de su desconocimiento, ¿cual es? su indiferencia, les es, a todos ustedes, completamente indiferente mi estado de ánimo, anularon por completo su interés por conocerme, entenderme, padecerme; y no sólo a mí, ya nadie busca conocer a nadie, se conforman con lo que ven, y yo me muestro de piedra, una piedra de cerámica que parece indestructible pero al primer golpe se quiebra, se corrompe, se deshace. Yo rompo en mente, sí, no se ve lo que se piensa y en mi cerebro estoy destruida, es un caos, soy un caos, si alguno de ustedes lo viera, si estuviera dentro mío, al menos por cinco minutos, colapsaría. Desconozco el origen de mi desequilibrio mental-sentimental, ¿cómo una persona puede cambiar tan drásticamente de parecer y de sentir de un momento al otro? ¿por qué los que me analizan afirman que es normal porque estoy adoleciendo? ¿en qué parte de mi vida va a cambiar repentinamente este comportamiento si está tan impregnado a mí, a mi esencia, a mi alma? No va a pasar, y al igual que con muchos otros trastornos, sólo se aprende a vivir (convivir) con ellos. A mí me es fácil, aún así... dudo que lo sea para mi entorno. Yo no me soportaría, no me entendería, no persistiría a mi lado. Y así es, ni siquiera yo me soporto. Ni me entiendo. Ni persisto.
No, no estoy loca, no creo estarlo ni quiero hacerlo creer, soy una persona normal, con pensamientos infelices.

lunes, abril 29

2.50

Es increíble cómo para nuestros padres las calificaciones del colegio nos condicionan cómo personas, digo, ¿acaso soy más o menos lacra por sacarme un 2, o un 8? ¿acaso aprobar me a va a hacer mejor persona?
No soy buena en matemáticas, nunca lo fui, nunca le encontré el sentido a todo lo que estudié en la secundaria, siendo que lo más útil siempre es lo básico, sumar, restar, multiplicar, dividir, fracciones, Y PUNTO. Nunca en la vida cotidiana voy a necesitar encontrar una x, o resolver una función logarítmica, por ejemplo, hay cosas más importantes... supongo que lo dan para razonar pero sinceramente me sirve más que me lleven a la escena de un crimen y me digan "tratá de resolverlo" antes que me enseñen ecuaciones exponenciales y yo mire el pizarrón con cara de desconcertada mientras pienso "¿a mí que carajo me importa esto? QUIERO ESTUDIAR RECURSOS HUMANOS, HOLA" Pero la vida es así, "todos somos ignorantes, solo que ignoramos diferentes cosas" yo, las matemáticas, otro, literatura y así, afortunadamente ese no es mi caso y estoy agradecida por la ortografía que tengo, pienso que me va a abrir muchas más puertas QUE UNA PUTA ECUACIÓN. En fin, dejando un poco de lado mi resentimiento hacia mi nota en matemática (2.50, UN HORRIBLE Y PAR DOS CINCUENTA) vayamos al punto, lo que me sorprende de los padres es que, a pesar de que fueron adolescentes, creen que nosotros vivimos por y para el colegio, que no tenemos problemas y si los tenemos... son insignificantes, más importante es aprobar, sí, así piensan. En algunos casos quieren que seamos "inteligentes" (lo pongo con comillas porque dudo que una calificación condicione nuestra inteligencia, sé lo que tengo que saber, el resto es extra, no me importa lo que el maldito sistema de educación quiere que sepa, ¿por qué todos tenemos que saber lo mismo? no hay nada más comunista) por el simple hecho de que quieren que tengamos la oportunidad que ellos no tuvieron, que vayamos a la facultad, nos recibamos y estemos dentro del mercado laboral en menos de lo que canta un gallo, el transcurso de nuestra vida sentimental hasta llegar a ese día no importa (para ellos). En el caso de mis padres pienso que lo que más les molesta de mis aplazos es que les deteriora el orgullo, sí, eso mismo, el orgullo, por tanto me lo destruyen a mí. Desde chica siempre quisieron que sea perfecta en todo, en simpatía, en el colegio, en dibujo, en jazz, en árabe, en danza española (SÍ, DANZA ESPAÑOLA), en canto... hacía las cosas porque me mandaban y tenía que satisfacer, encima, el requisito de hacerlo bien, y no bien, perfecto. A medida que fui creciendo dejé de lado el estereotipo de ser la chica 10 y dejé todas esas actividades, obviamente no me gustaba cantar, dibujar, ni bailar, y mucho menos árabe ya que era bastante gorda como para bailar semi-desnuda en un escenario con chicas flaquísimas (lo cual me traumaría años después), pero no importaba si yo me sentía cómoda, NO, lo importante era que sepa bailar, ¿para qué? no sé, como si ellos hubieran accedido a que me dedicara al baile toda mi vida en el caso de que fuera una excelente bailarina, gracias a dios (sin mayúscula, sí) nunca me gustó. Pasaron los años y todo lo que presumían de mi con sus amistades/familia/compañeros de trabajo, se cayó, ya no bailaba bien, ni cantaba y mucho menos dibujaba, ni siquiera era excelente en el colegio, pasaba raspando sin llevarme nada o llevándome una materia, lo cual para mí era más que suficiente, pero no, hasta se reían de mí por sacarme todo ocho, LO QUE DARÍA YO AHORA POR TENER TODO OCHO.
Supongo que todavía están acostumbrándose a que su hija no es perfecta, aunque sigan exigiendomelo, ya se encadenaron a la idea de que su hija no viste de rosa con tacos, se conforma con 7 en vez de 10, no baila, no canta, no dibuja, no es feliz y según un psicólogo tiene trastorno de personalidad múltiple, cosa que dudo porque solamente cuento dos que cambian porque sí, a cada rato, supongo que será normal, el punto es que no soy lo que ellos esperaban. Soy una futura estudiante de RR.HH (creo) que ama leer y escribir, ama entender a las personas antes que a los números, y sobre todo, soy una adolescente con aspiraciones que superan todo tipo de mediocridad. Espero alcanzarlas.

martes, abril 2

lunes, abril 1

Ser o parecer.

¿Por qué debería fingir estar bien?, ¿por qué debería salir a la calle con una sonrisa cuando en realidad nunca me sentí tan mal?
Me invade esa incomprensión acerca de aquellas personas que todos los días tienen una careta, una sonrisa falsa que hace que la gente no pueda ver como son realmente. Lo peor, lo que más me enoja, es que están orgullosos de eso, ¿por qué el orgullo por fingir una mentira, por dar a creer ser alguien más? sos una persona triste que actúa su felicidad, ¿te hace sentir mejor?
La mejor virtud de una persona es la transparencia, la sinceridad, el saber expresarse tal cual se siente, y les enorgullece fingir, no lo entiendo. No quiero entenderlo.
No podría conocer a quien no deja ver su estado de ánimo, no me interesaría conocerlo, es fácil sonreír como si nada pasara pero es difícil dejar el orgullo de lado y llorar cuando te lastiman frente a todos. No prefiero ningún extremo, prefiero tener cara de orto y que se den cuenta de que algo me está pasando, antes de que me vean sonriendo y no se preocupen en lo más mínimo por mis sentimientos. Sólo aconsejo que dejemos de mentir y empecemos a mostrar nuestra esencia, siempre se va a sentir mejor ser como somos.

Algo muere en mí.

Y ese vacío infernal que te llega en el último día de la semana, ese momento en el que te das cuenta de que pasaron otros 7 días más en tu vida sin que seas feliz. Te sentís incompleta, insegura, insatisfecha, inconforme, te sentís la nada misma y tu entorno parece desvanecerse. Si te preguntan qué te pasa contestás con un "nada, es domingo, es normal", sos tan conformista con vos misma que le echás todo tipo de culpa a un día en el almanaque y considerás que es normal sentirse mal. Todo va bien... cuando de repente te das cuenta de que es lunes, feriado, doble domingo, así se siente; empezás una nueva semana sintiéndote peor que nunca, incluso peor que ayer, ¿lo malo? ya no tenés la excusa de "es domingo" ya está en vos, en tu obsesiva-depresiva forma de ser, ¿lo peor? a nadie le importa, o al menos a nadie parece importarle, quizá no se dan cuenta, quizá no les interesa, quizá no das a conocer que algo se está muriendo en vos.

sábado, marzo 16

Y si, estás lejos. No es que no te tenga porque nada es realmente mío. Yo soy de apreciar las cosas, de encontrarle sentido o dárselo si no lo tienen. Ahora que estás lejos, sólo me queda contemplarte. Verte ser feliz con quién quieras, con lo que quieras. Agradecer que alguna vez esa sonrisa fue para mí, que esas manos han tocado las mías y que esos labios una vez hicieron el amor conmigo. Así sea en palabras. Y si, estás lejos, ¿qué importa si lo estás? De esa manera, rodeas también mi vida, a una órbita mayor por supuesto, ¿pero qué importa? Pues de esa manera te conviertes en mi paisaje. Y es así como llego amar a tu ausencia.
La vuelta al mundo para abrazarte por la espalda, J. Porcupine 

domingo, marzo 3

En este domingo quiero brindar, por vos, por mí, por nosotros y por este lazo que nos une con todas sus fuerzas. Tenerte conmigo, o tenerte para mí, no hay más opciones. Perderte ni siquiera es una chance, es algo inimaginable. Prometeme que no te vas a ir, yo no voy a hacerlo, no puedo ser feliz si no es con vos. Gracias, gracias por curarme y hacerme sentir que amar... sí vale la pena.

sábado, marzo 2

Si lo hubiese pensado..

Después de todo lo que vivimos, sentimos, sufrimos y disfrutamos... Me surgen varias dudas... Preguntas existenciales! ¿Realmente te merezco? ¿Podrías ser aún más feliz con alguien que no sea yo?
¿Qué es lo que ocasiona conflictos entre nosotros?
Y creo encontrar respuestas cuando imagino mi vida sin vos.. Cuando pienso... ¿Qué hubiese sido de este año si no me hubiese topado con vos? ¿vos.. la hubieras pasado mejor? y... ¿yo?
Podría asegurarte que no la hubiese podido pasar tan bien si no es con vos..
Sé que.. a veces hago o digo cosas que para mí suenan como bromas o comentarios insignificantes y para vos, tienen otro valor. Hasta que no pueda cambiar eso, ese defecto, no vamos a tener una "estabilidad",
por así decirlo. Pero más allá de todas las boludeces que digo/hago, no me gustaría ver cómo te marchás de mi vida. De solo pensarlo, se me humedecen los ojos y... pienso en... ¡Tengo que cambiar!
pero para mí, los cambios son... realmente duros. Si es lo que tengo que hacer para conservarte.. Al menos lo intentaré, no pienso perderte para en un futuro arrepentirme.
Sé que no te puedo pedir que me perdones así como así por lo que hice, solo quiero pedirte que... por primera vez pienses en tu bienestar y no en el mío.. Si eras feliz conmigo, estaré complacido de continuar con mi tarea, pero... si crees que.. soy un problema más que una solución busca la respuesta en lo profundo de tu corazón.
Lo lamento, yo de verdad lamento haberte lastimado, haberte fallado a vos y a mí mismo como novio...
las cosas pasan sin que uno se de cuenta... y no me gustaría que te vayas de mi lado sin que yo haya podido hacer algo para evitarlo.. Si alguna vez te dije que quiero pasar toda la vida con vos.. ¡No mentía! Porque de verdad quiero hacerlo, pero a lo largo de nuestras vidas vamos a tener que atravesar MUCHOS obstáculos como estos... a mí no me gusta y sé que a vos tampoco pero van a seguir ocurriendo, solo para poner a prueba nuestro amor.
Realmente te amo.. como jamas lo había hecho con nadie y no puedo permitir que uno de los miles de obstáculos que te mencioné me separen de vos.. porque te estaría fallando nuevamente a vos, a nuestro amor y.. a todo lo que alguna vez que te dije. ¡no lo voy a permitir!
No dejaré que el tiempo nos separe.
Ya he perdido muchas cosas y he aprendido a darme cuenta antes de tiempo.
No puedo, ni tampoco quiero, atarte con cadenas a nuestro noviazgo, ni tampoco a hacer nada que no quieras.. vos sos un alma libre y pura.. prefiero contemplarte entre mis manos, antes que encerrada.
Si lo nuestro es algo realmente verdadero, lograrás entenderme... tanto como yo lo hago con vos.
Perdón, realmente te pido perdón por hacerte sentir tan.. diferente a lo que sentías.
Sos realmente especial, por eso te escribo, porque no quiero perderte, porque en mis 19 inviernos, NUNCA había podido establecer una relación tan pura y sincera.
Si me das una oportunidad, yo te prometo que no voy a volver a defraudarte. No voy a volver a hacerte sentir así, porque si te hago sufrir, te hago daño... sea directa o indirectamente;  y hacerte mal, es lo último que quisiera hacer en esta jodida vida.
Si querés soltarme y probar suerte ahí afuera... será tu decisión y tendré que respetarla pero...
Si seguís de la mano conmigo, me volverás a hacer sentir tan bien como siempre lo hiciste en este tiempo.
Te amo, por hoy mañana y siempre♥
Si lo hubiese pensado 2 veces, te juro que esto nunca hubiese pasado... y lo sé.




                                                                    
                                                               Eternamente tuyo... Javier.

Vos, mi paz.

"Por nada en el mundo quisiera alejarme de vos" esas palabras están presentes en mi mente durante las 15 horas que llevan activamente mis días, y las 9 horas restantes de insomnio que transito a diario... sí, estás clavado en mi cabeza las 24 horas, te pienso despierta o en mis sueños. Te anhelo consciente e inconscientemente.
Sos mi enfermedad, sos mi cura. Sos mi dolor, sos mi alivio. Sos mis nervios, sos mi calma. Sos mi problema, sos mi solución. Sos mi tristeza, sos mi felicidad. Sos mis lágrimas, sos mi sonrisa. Sos mi histeria, sos mi tranquilidad. Sos mi amor. Sos el amor de mi vida.
Me resigno a perderte, me prometo a mí misma conservarte hasta el fin de los tiempos... y yo nunca prometo nada.
 ¿Lo que más me gusta? que sea tan poco enfermizo pero interesante a la vez. ¿Lo que más quiero? que estés conmigo para siempre. ¿Lo que más me importa? que realmente quieras hacerlo.
Sos paz, sos salud, sos la cura, sos ese medicamento que se toma sin receta porque sos consciente de que sólo puede hacerte bien, sos mi calma.
Sin vos todo era insano y diferente, ahora las cosas cambiaron, ahora estás acá. Vos, la calma que siempre llega después de la tormenta, el punto de paz que siempre se encuentra en el huracán. Vos, quien seca mis lágrimas y alivia mis enojos. Vos, quien me hace feliz por sobre todas las cosas. Vos, el balance de mis ataques de locura. Vos, mi paz.
No me hagas vivir sin vos.

miércoles, febrero 20

Locura y desamor.


Miércoles 20 a las 20 hs.
        
    Miércoles, nostalgia, la lluvia y tu recuerdo. Esto era exactamente lo que esperaba para el día de hoy. Las cosas no marchan bien y en momentos como este pienso… ¿realmente sos feliz?
Ese cansancio que se nota en tu forma de expresarte cuando discutimos… ¿realmente sos feliz?
La forma en la que me mirás cuando actúo tan indiferente… ¿realmente sos feliz?
La manera en la que me tratás cuando te echo en cara todo lo que odio de vos, la decepción que marcan tus palabras… decime, ¿realmente sos feliz?
 Me concentro tanto en mi bienestar, que olvido el tuyo. Sé que no soy perfecta, sé que quizá odies mil cosas de mí, sé que el motivo por el cual no las decís es… nada más, ni nada menos, que mi felicidad. Me odio, me odio tanto al ser tan poco conformista, ¿por qué no puedo simplemente aceptarte como sos? ¿por qué no puedo, al menos, morderme la lengua y tragarme todas mis palabras? ¿esto es la sinceridad? ¿esto es lo que la gente tanto admira de mí? Me importa un carajo mi transparencia si no te puedo hacer feliz. Sé que te quiero conmigo, sé que amo que me quieras con vos, pero… ¿así? Sonreís y soy la mujer más feliz del mundo, discutimos y me transformo en lo más mediocre y depresivo que pisó el planeta tierra. Discusiones las tienen todos, pero yo estoy luchando conmigo misma, con una pendeja inestable que no puede controlar sus emociones. ¿No serías más feliz al lado de alguien que te sonría las 24 horas del día? ¿no serías más feliz al lado de alguien que pueda controlar su sentir? ¿no serías más feliz sin… mí?
No sé si vas a seguir amándome por la mañana, no sé cómo pueda llegar a actuar hoy, no sé qué me pasa, sé que te amo tanto que no entiendo mi forma de actuar. Es tu decisión, mis más sinceras palabras no podrían convencerte de seguir sintiendo lo que te da miedo sentir. Yo no sé nada de la felicidad, ni del rol que cumple una mujer siendo novia, pero te juro que lo intento. Soy una profesional en el desamor y la locura que este trae, tanto que parece que lo busco todo el tiempo, estoy enferma, ¿vas a seguir amándome cuando me transforme en una demente?
Perdón… no quiero cambiar, pero me veo obligada a hacerlo, si tu bienestar depende de mi tristeza, me conformo con ahogarme mientras vos reís.

Que seas muy feliz, te lo desea: tu novia.

¿A quién quiero engañar? No puedo vivir sin vos.

Un par de palabras tuyas dominan mi sentir, escribime “te amo” en un papel, y cada vez que lo lea me hará feliz por el resto de mis días.

 Eternamente tuya, Julietta.

lunes, febrero 18

Dolor. Superación. Reset. Fortaleza.

Tantas veces nos atamos al infierno, tantas veces nos dejamos caer en brazos de quién no nos ama, tantas veces pusimos toda nuestra confianza en la persona incorrecta, tantas veces nos hicimos tristes. Somos jóvenes, sí, nos queda toda una vida llena de situaciones y personas así, pero el dolor no tiene edad, lo llevamos desde que nacemos hasta que morimos, sólo que con el pasar de los años los problemas cobran seriedad y lo que nos hizo tristes en el pasado es sólo un recuerdo, una anécdota. Perdemos a alguien a quién amamos y creemos que el mundo se nos cae encima, nos ahogamos pero vemos como todos respiran a nuestro alrededor. Pasan días, semanas, meses y el dolor punzante que sentíamos en el pecho cada vez que escuchábamos su nombre se va disolviendo, la película de momentos que pasábamos en el cine de nuestra memoria a diario se transforma en vagos recuerdos que traemos a nuestra mente en ocasiones especiales, como una madrugada de domingo, por ejemplo. Un día, se va todo el dolor y la agonía que sentíamos, se transforma en nostalgia y superación. Las personas que nos rodean nos empiezan a ver felices de nuevo, recobramos la alegría que creíamos extinta, comenzamos a sonreír, a sentir, a vivir, a disfrutar. Una noche, sin aviso previo, él vuelve, la historia se repite, las amistades nos dejan de lado porque no pueden comprender como llegamos a autoflagelarnos tanto a tal punto de volver a clavar el mismo cuchillo en la misma herida que acaba de cicatrizar, pero que todavía no perdió su profundidad. Comenzamos de cero, pero esta vez... todo es diferente, no nos brillan los ojos al mirarlo, ni al leer las letras que nos dedica... perdimos la confianza. Abrimos los ojos, miramos a nuestro alrededor, respiramos hondo y admitimos que las cosas nunca van a volver a ser como antes, no extrañamos a esa persona, sólo a los recuerdos que trajo con ella, pero cambiamos, crecimos, aprendimos a enamorarnos, de la persona correcta, en el momento correcto, con la medida correcta. Nos hacemos fuertes y perdemos un poco de sensibilidad, con cada historia que vivimos dejamos de ser tan susceptibles, nos invade un tipo de fortaleza que nosotros mismos desconocemos pero lo notamos cuando nos acercamos a ese mueble, abrimos la caja donde guardamos todas sus cosas, leemos su carta y el papel ya no se moja con nuestras lágrimas. Recordamos todo, pero no anhelamos nada. El tiempo ya pasó, se superó y no se recupera, pero ya no nos duele, no se siente como antes cuando somos nosotros los primeros en decir "ya está, me voy, adiós".

Me cambió el concepto

Quizá no pasó mucho tiempo desde que estamos juntos.. Pero sólo un invierno y un verano, me bastaron para darme cuenta de que sos la persona indicada, la cual estuve esperando desde que caí en este pozo sin fondo. ¿Sabés por qué? en vos veo la luz que me tranquiliza, siento que siendo como soy puedo confiarte algo de lo mas boludo hasta mis mas profundos secretos, ¡sos mi compañera incondicional!
La verdad que sería tonto de mi parte quedarme con mi orgullo y dejarte ir así como si nada, así que quiero hacer cualquier cosa con tal de que te quedes a mi lado, porque sin vos... ¿cómo sería mi vida? bueno, probablemente como lo fue siempre: vacía, melancólica y ahogada en una rebosante soledad.
Me la pasé buscando la manera de llenarme a mí mismo para sentirme bien, ¡feliz!, más allá de toda la felicidad que te puedan traer los placeres, en vos descubrí algo con lo que nunca antes había flashado: Amor comprensión y ese extraño sentir que se percibe al sentirse importante o especial para alguien.
¿Sabes qué es lo que pensaba? que solo yo iba a sentir esto.. que yo me iba a enganchar mucho más que vos! y lo mejor de todo es que me equivoqué! porque con cada gesto y con cada detalle, me demostrás amor. Después de todo lo bueno y lo malo que me hiciste sentir, puedo decir con firmeza que.. Estoy pura y exclusivamente enamorado de vos. Lo único que deseo es tu bienestar, porque si no estás feliz, yo no puedo estarlo.
Aún así, siento que estoy en deuda con vos y no me comporto como debería pero... tengo toda una vida para compensarte y demostrarte la importancia que cumple tu rol en mi vida. Serás una chica, pero para mí sos la única chica con la que quiero compartir mi tiempo, sonrisas, lágrimas, el silencio y las ganas de seguir adelante! la vida no es perfecta, pero perfectos son los momentos en los que el tiempo vuela mirándote de cerca y sintiendo que lo estoy aprovechandolo con la chica que disfruta verme feliz!
Mujeres hay muchas, demasiadas, y entre tantas, no podría amar a ninguna otra con tanta intensidad.
Julietta.. con vos me saque la lotería, gané algo que no podría conseguir ni habiendo sacando el loto, la quinella o el quini 6, algo más valioso.. amor puro y sincero.
Quizá lo que leíste ya lo habías leído antes, y no voy a cansarme de decirlo porque... estoy enamorado y me enamoré como nunca antes lo había hecho, me enamoré con el corazón, lo hago en exceso y todavía estoy en progreso.
¿La gente? la gente podría decir cualquier cosa viéndolo de afuera, pero nadie puede verlo desde mi cabeza,  y verte como te veo. Cualquiera me diría que son puras cursilerías o algo por el estilo pero yo creo que cualquiera no puede sentir esto con tanta fuerza.
Voy ser el primero en amarte,
Voy a ser quién cumpla todos tus caprichos (por más caprichosos que sean)
Voy a estar ahí siempre que necesites afecto, compañía o simplemente alguien con quién hablar,
Voy a estar ahí cuando llores,
Voy a estar ahí para verte reír,
Voy a estar ahí cuando cuando te vallas, esperar a que vuelvas.
Voy a estar para  todo lo que necesites.
Cualquiera puede prometer y soltar palabras solo para complacerte, ilusionarte, etc pero..
Yo voy a estar ahí para ayudarte a remarla y seguir adelante ante lo que sea...


Nada ni nadie puede cambiar esto, que los demás se curtan, si, vos......curtite!
porque si todo esto te pareció cursi, entonces, la verdad... Soy un cursilero y estoy orgulloso de tener un tesoro tan preciado como lo es mi hermosa novia Julietta!
Y estoy agradecido porque al fin y al cabo el sol salió después de granizar, un nuevo día empezó y hoy, con vos... Es mágico♥
El día que deje de amarte, va a ser en mi funeral, cuando deje de sentir y mis tripas muertas ya no funcionen más :3 ¿Ok?
GRACIAS por estar conmigo, GRACIAS por hacerme tan feliz, GRACIAS por hacerme sentir tan amado,
y GRACIAS por hacer de mis días con vos únicos!
Te amo en cuerpo y alma mi amor...
Nunca dejes de amarme, ¿dale? por que yo lo seguiría haciendo, pero no sería taaaaaaaaaaaaan lindo como lo es ahora.
Eternamente agradecido con vos, tu mamá y tu papá... Por eso, no voy a fallarte, hacerlo seria fallarme a mí mismo como persona, a vos y a todos los que creyeron en nosotros (son pocos)
Dame tu mano, yo por mi parte, jamás la voy a soltar♥
Demostrarlo, te lo quiero demostrar con cada una de las letras que te escribo mi amor :)
ya lo voy a hacer de otras maneras..
¿VISTE? lograste que te escriba, porque podés hacer lo que quieras conmigo!
Y... los tontos que quieren figurar, divagar o los que tengan algo para decir, NO ME IMPORTA.
Yo tenía que decir todo lo que me haces sentir (en realidad no dije todo)
las palabras no me bastan, esto solamente es.. Algo de TODO lo que sos para mí, y cada día que pasa es aún más grande♥







♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥  J & J ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥









 ATTE: Tu novio

domingo, febrero 17

La ley primera.

Mi ley primera siempre fue no conformarme con poco, nunca lo hice, odio el conformismo que invade a las personas cuando las carcome el pensamiento de "bueno, peor es nada". Ya me di la cabeza contra la realidad varias veces y me di cuenta de que la nada es mejor que ese algo que tenemos por miedo a perderlo todo, ese algo es la persona a la que nos atamos por miedo a la soledad.
¿Y ahora? ahora lo tengo todo, todo lo que una persona podría necesitar para conocer ese agujero sin fondo al que los optimistas llaman "felicidad". Encontré el amor de mi vida, me compenetré con una amiga que se que va a estar conmigo el resto de mis días, no tengo problemas con nadie, tengo una familia, un poco caótica pero comprensiva, tengo todos los caprichos que se me puedan llegar a ocurrir, ¿qué me falta? probablemente nada, pero esta nada es un todo para mí. Me siento llena y vacía a la vez. ¿Es normal? ¿es natural sentirme de esta manera? amo lo que tengo con todo mi corazón y estoy extremadamente conforme con eso, no me falta alguien, me falta algo, y ese algo probablemente sea yo misma, escribiendo esto estoy llegando a la nostálgica conclusión de que lo que me falta son metas, sueños, algo por qué luchar, siempre tuve las cosas tan fácil... quiero hacer algo por mi cuenta, quiero estar orgullosa de mí misma, quiero que mis seres queridos estén orgullosos de mí, quiero dejar de ser un problema para todo el mundo y convertirme en una solución. Quiero, simplemente, algo por qué luchar.
Mientras tanto me voy a dedicar a cuidar a las personas que tanta felicidad me dan: mi familia, mi novio, y mis amigos, los reales. Este es un año de muchos cambios y transiciones para mí, a mis cortos 17 inviernos voy a haber vivido muchas cosas, y no quiero que se me escape la alegría en un golpe de estrés y torpeza, no me permito por nada en el mundo perderte, a vos, sí, a vos, a vos que me diste a entender que sos el amor de mi vida, a vos que me sacaste de lo más profundo y me llevaste a lo más alto de mi fe en las personas, a vos cuya única intención es hacerme feliz, a vos, sí... a vos te quiero tener conmigo por el resto de mi vida, esa va a ser mi ley primera.

lunes, febrero 4

sábado, febrero 2

Prometí no dejarte caer. Nunca.

Se fueron con vos mi inspiración, mis letras y mis ganas de escribir. Siempre fue así, tu presencia aliviaba el caos que me tocaba padecer y tu ausencia lo agravaba 3 veces más, si para cualquiera un simple malestar ya es una pesadilla, imaginenlo a su máxima potencia y sabrán como llegué a sentirme. Supe desde el primer momento que debía "darme la cabeza contra la pared" varias veces, yo misma, para lograr entender que... no vas a cambiar. Yo no voy a cambiar. Nosotros no vamos a cambiar. Si nunca pudimos o supimos estar juntos, ¿por qué habríamos de estarlo ahora que no está dentro de nuestras posibilidades? A mí me gusta sufrir, esa sería mi respuesta, y con vos podía ser la mujer ("mujer" sigo sintiéndome una nena) más feliz del mundo un día y al otro sentirme la más miserable, reemplazable, mediocre, inútil y olvidada que podría haber pisado el planeta tierra. Así me hacías sentir. Así me hacés sentir. Fuimos parte de un sube y baja emocional en el cual vos siempre estuviste arriba y por lástima o compasión me dejabas subir de vez en cuando. "Más arriba estás, más fuerte caés" lo aprendí con vos, no me lo enseñaste directamente, esas palabras nunca salieron de tu boca, simplemente lo tengo como experiencia por todo lo que nos pasó, bueno.. lo que me pasó. Siempre te hice tan bien... no lo entiendo, no logro comprender tu capacidad de destruirme en un segundo, y mi incapacidad de hacerlo, ¿por eso me amabas? ¿por ser la única persona en insultarte por tu bien? ¿la única en abrirte los ojos aunque te duela? ¿la única capaz de nunca dejarte caer? A mis cortos 16 años sólo quise "enseñarte" a que te alejes de todo dolor. Te alejaste de mi. Y yo nunca te hice sufrir. Creo que no lo aprendiste muy bien.

martes, enero 29

No finjo estar bien, solo finjo que no me importa

Yo nunca finjo estar bien, nunca me van a ver con una sonrisa mientras estoy destruida por dentro, eso es para falsos, para gente a la que le gusta usar caretas, a mí no, reitero: yo no finjo estar bien, solo finjo que no me importa. Cientas, miles y millones de veces demostré hasta los más pequeños enojos ante esas situaciones que quizá ni lo merecían, hoy abro los ojos mirándome desde afuera y me doy cuenta de que estoy dejando pasar cosas realmente importantes por el simple hecho de que no quiero seguir quedando como una histérica, porque... no lo soy, solo le doy mucha importancia a todo, soy muy sensible aunque nadie lo crea, pero no con todos, solo con él... bueno, con dos personas, y sinceramente todo lo que hagan me afecta el triple, más que a cualquiera, me cansé de fingir que no me importa. Ahora sí, me harté de pretender que está todo bien, que no me interesa, que yo estoy bien y que no pasó nada, mientras me duele, no estoy siendo yo misma y solo pido una cosa: déjenme ser.
Y a veces pienso... si me mato o me muero accidentalmente... ¿le importará a alguien? ¿alguien sufrirá mi ausencia además de mi familia?

"Y espero no suicidarme en la ducha, fin."

Y te digo algo peor? ya no le encuentro sentido a mi existencia.
Extraño las épocas en las que era la chica invisible a la que todos ignoraban y cuyos amigos eran reales, ahora estoy rodeada de hipócritas y unos cuantos interesados, me resigné a alejarme de la gente nueva y conservar a los amigos que estuvieron conmigo en mis peores decadencias, o, si realmente quiero entablar amistad con alguien nuevo, que no sea alguien que me hable elogiandome porque le gusta como soy y desearía ser igual, vamos, no busco eso, no busco a alguien que me quiera por como me visto, por las fotos que saco, por como escribo o por como hablo, busco a alguien que me quiera como soy, que esté ahí para mí cuando nadie más quiera estarlo. Estoy sola, amo estar sola, odio sentirme sola, ¿y saben qué es lo peor? que estoy sola y rodeada de gente a la vez. Conseguir amigos de verdad es muy difícil, pero tampoco me quita el sueño, y hablando de dormir... ya ni duermo, o duermo poco, no sueño y si sueño son pesadillasya no soy feliz ni cuando duermo, a veces siento que deben creer que soy una dramática, pero es que no entienden lo feo que es vivir así, solo le doy gracias a los amigos de fierro que siempre están, todavía no pierdo la fe en las personas, sigo amando, sintiendo, riendo, viviendo, intentando, no me rindo, y espero no suicidarme en la ducha, fin.

Es tu decisión

Si algo aprendí en lo que llevo de vida es que no hay nada más problemático que insistirle en quedarse a alguien que se quiere ir, quizá esa persona busque que le rueguen y por eso adquiere la actitud que adquiere y perdón, pero yo no voy a rogarte. Llamalo "orgullo" si eso te consuela, yo lo voy a llamar "amor por mí misma" si, yo me odio, así que esto es algo irónico, pero por mucho odio que me tenga JAMÁS voy a rebajarme, nadie merece la degradación del ser amado, y menos vos, y menos yo. Te abro las puertas si querés irte, pero las cierro si querés volver, no me gusta acostumbrarme y desacostumbrarme y si me tengo que adaptar a perderte, jamás podría adaptarme a recuperarte otra vez. Sólo tenés una oportunidad, una decisión para hacer que las cosas cambien o se arruinen por completo, no hay dos chances, no hay arrepentimientos, no hay remordimientos, no hay segundas oportunidades, es ahora o nunca. 

lunes, enero 28

Mi límite.

Todos los pasos que doy por tratar de estar mejor no hacen más que empeorar las cosas. Tan solo busco ser feliz ¿vas a odiarme por eso? necesito comprensión, ¿qué recibo? insultos. No me gustaste por eso, empecé a salir con vos porque sentí que eras la única persona incapaz de lastimarme, y hoy ante uno de tus enojos solo... solo me destruiste, no con palabras que salieron sin querer durante tu ataque de ira, no, fueron palabras premeditadas, formadas con un solo objetivo: lastimarme, como yo lo hice con vos, ¿cómo se llama eso? venganza. Me merezco todo esto, ya lo se, pero sinceramente creí que tu amor iba más allá de un enojo, estúpidamente pensé que solo querías verme bien, no te digo que me trates como a una princesa cuando me equivoco, solo... no me maltrates, ¿pido mucho? No sé con quien estoy, no sos la persona que conocí, no hoy, no esta noche, ni la anterior, ni la anterior a la anterior, nos estamos desmoronando de a poco y no hay nada que podamos hacer para cambiarlo, vos y tu mente cerrada no aportan, yo destruida y con orgullo tampoco. Simplemente no quiero que me lastimen más, nadie, por favor, no soporto más todo esto. Siempre me preocupé más por la otra persona que por mí, pero hace tiempo me cansé de que me pasen por encima, no lo permito, eso no me hace feliz, pero si fuerte, y hoy es el último día en el que le doy el lujo de lastimarme a alguien. Los límites duelen, los puntos finales también, pero este es el mío, este es mi tope, la gota que rebalsó el vaso, hoy, sinceramente puedo jurar que a mis cortos 16 años, sufrí demasiado. Demasiado dolor para alguien tan joven.

                                         ¿∞? no lo creo...


sábado, enero 26

Pero te extraño

Te tengo pero te extraño, probablemente sea el hecho de que no te tengo como desearía tenerte, sumado a la horrible melancolía que trae no poder hacer nada al respecto. Te tengo, pero te extraño.

No cambiaría nada

¿Cómo termina lo que nunca empieza? ¿cómo dejo de esperarte si nunca llegás? ¿cómo te olvido? decime cómo lograste hacerlo, ¡¿cómo?!

 Estoy esperando por algo que soy consciente de que nunca va a llegar a mí, si las cosas no se dieron en años, años de idas y vueltas, años de "te amo" y a los días "te odio", años de vivir confesándonos cosas... en vano, nunca llegamos a ningún lado ¿por qué habríamos de lograr algo ahora? Hoy en día lo que sentimos es más fuerte que nunca ¿cómo superamos eso? Creo que lo que mantiene firme a nuestro amor es que... es imposible, clandestino, prohibido, no llega a concretarse, es incondicionalmente nada. Va a llegar alguien mejor, o alguien más fácil y me vas a dejar sola, duele pero es la verdad. No quiero obligarte a que me ames sólo porque yo te amo, pero en estos momentos... sé que me amás, pequeños detalles lo demuestran y grandes cosas tiran todo para atrás. Habíamos prometidos nunca dejarnos solos, nunca lo hicimos; creímos que alejarnos iba a ser lo mejor para los dos, nunca lo fue. Pase lo que pase nunca terminamos de alejarnos, estamos en medio de un resorte emocional que... bueno, por mucho que nos abramos, que nos distanciemos, siempre pero siempre regresamos al mismo lugar, nos une algo, algo que todavía no termino de definir, una incondicionalidad que hace que estemos con quien estemos, estemos donde estemos, estemos haciendo lo que sea que estemos haciendo, nosotros siempre nos pensamos. "Nunca fuimos nada, pero siempre hubo algo" esa es la frase que siempre me hizo acordar a nosotros, si es que existe un "nosotros". No quiero atarte, juro que no quiero atarte a nada, simplemente te quiero... un poco más cerca. Nunca fuimos perfectos, de hecho siempre fuimos un desastre, pero siempre juntos, nunca quise cambiar nada, sí mejorar algunas cosas que me dolían, como el hecho de que seas tan inestable, y un día digas SI y al otro NO, pero creo que eso fue lo que hizo que me des vuelta la cabeza. Te pienso, te escribo, te anhelo, te protejo, te extraño, te soporto, te ayudo, te miro, te deseo, te quiero, te recuerdo, te observo, te leo, te escucho, te espero, te celo, te cuido te entiendo, te lloro. Te amo.

viernes, enero 25

Algo nuevo.

Voy a buscar algo nuevo para mí, un nuevo dolor para mi sentir, un nuevo amor. Voy a salir a buscar el medicamento correcto para hacer que se me olvide.
Estamos a  nada  de serlo todo.
Pero estamos cerca de estar muy lejos.