martes, enero 29

Es tu decisión

Si algo aprendí en lo que llevo de vida es que no hay nada más problemático que insistirle en quedarse a alguien que se quiere ir, quizá esa persona busque que le rueguen y por eso adquiere la actitud que adquiere y perdón, pero yo no voy a rogarte. Llamalo "orgullo" si eso te consuela, yo lo voy a llamar "amor por mí misma" si, yo me odio, así que esto es algo irónico, pero por mucho odio que me tenga JAMÁS voy a rebajarme, nadie merece la degradación del ser amado, y menos vos, y menos yo. Te abro las puertas si querés irte, pero las cierro si querés volver, no me gusta acostumbrarme y desacostumbrarme y si me tengo que adaptar a perderte, jamás podría adaptarme a recuperarte otra vez. Sólo tenés una oportunidad, una decisión para hacer que las cosas cambien o se arruinen por completo, no hay dos chances, no hay arrepentimientos, no hay remordimientos, no hay segundas oportunidades, es ahora o nunca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario